martes, enero 27, 2004

Colonias 2004

*Listening: Molinos de Viento - Mago de Oz *
*Mood: Hopeful *

------------


(...)
Amigo Sancho, escuchame
no todo tiene aqui un porque
un camino lo hacen los pies.

Hay un mundo por descubrir
y hay una vida que arrancar
de brazos del guion final.

A veces siento al despertar
que el sueño es la realidad.

Bebe, danza, sueña
siente que el viento
ha sido hecho para ti.
Vive, escucha y habla
usando para ello
el corazon.

Siente que la lluvia
besa tu cara
cuando haces el amor
grita con el alma
grita tan alto
que de tu vida, tu seas
amigo, el unico actor.

Si acaso tu opinion
cabe en un si o un no
y no sabes rectificar.

Si puedes definir
el odio o el amor
amigo que desilusion.

No todo es blanco
o negro. Es gris
todo depende del matiz
busca y aprende a distinguir.

La luna puede calentar
y el sol tus noches, acunar
los arboles mueren de pie.

He visto un manantial llorar
al ver sus aguas ir al mar.
(...)


"... Yo quisiera dar gracias por la experiencia de vida que me dejaron estas colonias ya que me ayudó a cambiar mi perspectiva de los niños, no es que los adore, pero ya no los odio y además darle las gracias al Chino por haberme devuelto la esperanza en que todavía hay gente de buen corazón y que... y que vale la pena creer en las personas..."

Fue algo así, más o menos, lo que dije en la última actividad de Colonias. El Chino (mi guagualón), se puso a llorar apenas se acabó la "oración" me fui al lado de él y lo abrazé. Me conmovió. No sé si sonará exagerado, pero era como un llanto de puras lágrimas y respiración, rápida, como ahogada, pero silenciosa. Más tarde me dijo, no recuerdo muy bien, "mala" por hacer que se quebrara frente a los "peregrinos". Yo no soy mala, simplemente era el momento de darle las gracias por entregarme su cariño sin esperar nada a cambio. No creo que sepa que tan profundo caló en mi. Es curioso no haber llorado cuando nos despedimos, pero si hacerlo ahora. Se siente extraño escribir sobre un teclado semi-mojado y aún más raro saber que estoy frente al computador cuando dos noches atrás discutiamos con los guías porque no nos queríamos ir, sin importar mucho cuan enfermos estábamos o podíamos llegar a estar.


Recapitulemos

Martes 19 a las 14:35 Colegio Champagnat Villa Alemana.

Espero ansiosamente a que sean las 14:45 para que llegue el resto. Obviamente olvidé olimpicamente cuan irresponsables e impuntuales son. Al rato-rato-rato después se aparece la Kari, con esa sonrisa mágica que tiene. El viaje había comenzado. Me puse nerviosa, muy nerviosa.

Martes 19 a las no-me-acuerdo-ni-a-palos-de-la-hora Camino a "Los Perales", Vía Orozco.

Voy mirando por la ventana del lado izquierdo del bus, al final. Tengo pocas cosas en mente, una de ellas es la tristeza, otra la angustia y una tercera es la soledad. Mis fieles compañeras que cargo a cuestas todos los días. Esta vez no viajan conmigo, viajan junto a mi, extraña sensación, muy extraña. Me preguntaba constantemente que haría con los niños, si apenas tengo trato con ellos.

Después de divagar casi todo el viaje, digo casi, porque me concentré sobremanera al subir y bajar del bus para no caerme.

La condición de la "escuelita" se tornó irrelevante para mi cuando me aseguré de que no iba a limpiar los baños. La sala era grande, no tanto, la mitad de lo que estás pensando; en realidad era grande teniendo en cuenta de que éramos sólo seis mujeres, incluyendo a la Kari y a la Anto, que son guías.

A la chica (Astrid) la picaron los zancudos y se le hinchó el ojo, parecía Rocky, desde ese momento comenzamos a caer como moscas, paralelamente me hacía un nuevo amigo, si, ese mismo, el Chino, una persona (si, si, persona, no personaje) muy tierna y regalona igual que yo, le gusta el Anime y Final Fantasy y los RPG's. Me dice "guagua".

Para el segundo día, la Daniela estaba enferma, en el tercero o cuarto, es más probable el cuarto, creo, no llevo bien la cuenta de los días, me caí y me pegué en mi cabezota, nada grave, un TEC simple, eso fue en la mañana, en la tarde fui a la clínica, por cierto mencioné que la micro baja a la ciudad dos veces al día, en la mañana y a las 16 hrs, en esa de la tarde bajamos los enfermos, ascendíamos a 4, al pimo lo dejaron con suero, a mi me inyectaron anti-inflamatorios y me recetaron descanso absoluto por 2 días. Err.. me lo pasé por la -se entiende-, tenía que volver a colonias, no podía terminar antes de empezar, la tarde anterior había encontrado la motivación en las palabras de un nene: "Tía yo a usted la quiero" me dijo y me abrazó. Por fin lo entendí, nosotros no estabamos allí para ayudar estábamos para ser ayudados, por fin las palabras de JC (Jesucristo) hicieron su efecto. Había que sacarse el manto, y así me puse manos a la obra. Pero las leyes de Murphy nos estaban "comiendo las patas". Al poco tiempo los enfermos eran más, todos con dolor estomacal, raro muy raro, probablemente el agua. La Kari nos seguía repitiendo que la situación más cercana era que entraran a robar, de noche se escuchaban disparos, bajo mi punto de vista, era aterrador, lo que explica en gran parte porque no podía dormir y tenía tantas pesadillas.

Luego, eran más los caídos por el dolor de "guata" o "panza", ya no estaba ni el pimo ni ricardo y creo que esa misma noche los guías llamaron a los papás del Hugo para que lo fueran a buscar y llegó también el papá de Christian y se llevó a la Loreto y al Daniela. De la otra cordada también se fue, antes o después no recuerdo, el Daniel (Osama). Y ahí quedamos los 9 "weas", porque la Anto también se había ido, jurando que esa noche sería la última y después nos iríamos, pero los peregrinos se alzaron, digo se, porque yo no abrí mi bocota, es decir, estaba de acuerdo con los guías, nos teníamos que ir, todos estábamos potencialmente enfermos, el problema es que nos iríamos sin despedirnos de los niños, tremenda falta de educación, además no corresponde darles ilusiones para después quitarlas, eso argumentaban los peregrinos, traté de mantenerme al margen porque creía que tenían la razón ambos, así que sin importar lo que dijieran yo acataba. El Chino creyó que me iba a enojar con él por la desición que habían tomado en conjunto los guías. No me podía enojar si sabía que tenían la razón. La verdad es que en este caso ninguno estaba errado, sólo que había que darle prioridad a algo. Después de un par de horas la chika salió de la pieza porque estaba viendo que todo lo que quería y amaba se estaba yendo a la mierda y salí yo detrás para consolarla un rato, después salieron los otros peregrinos y al final los guías y el "galleta" (Chino, es que él no es guía, todavía ¬¬) salieron y la Kari dijo que quería que nos juntaramos abrazados y cuando estuvimos en círculo gritaron a coro...... ¡¡¡ERA BROMA!!!... ^^U

Desgraciados hijos de Q!#%#"$&"$%/$%(!%/#/#%&, nos hicieron sufrir caleta, era verdad al principio de que nos íbamos, pero los peregrinos se resistieron tanto dieron tantas razones que los guías decidieron "aperrar" por nosotros. Eso si, la paliza que les dimos no se la sacaba ni el Papa, a la Kari le hicimos un montoncito y el otro par de "idiotas" se fue a esconder al baño, cuando salieron los golpeamos también, se lo merecían!!!

Desde esa noche dormimos todos juntos, porque las niñas estábamos pasando mucho frío, la verdad es que yo no pasaba frío, todo lo contrario, pero me mataba de miedo, es que ustedes saben, pánico a la oscuridad. Esa noche dormí, osea en realidad no dormí mucho, en teoría, comillas, "dormí" con el Chino, mi guagualón, pero tampoco lo dejé dormir mucho a él, me despertó un par de veces porque estaba teniendo pesadillas y luego le pedí que me contara un cuento y me habló de un niño que una vez se encontró un capullo de mariposa y quiso ayudar a la mariposa a salir, y cuando salió era hermosa, pero no podía volar, porque no había madurado lo suficiente, como moraleja me dijo que cada persona debe aprender a valerse por sus propias herramientas, era una historia que le contaba su abuela, después yo le conté una sobre conejos, de esas que me contaba mi papá. Regaloneamos caleta esa noche y me dijo que mientras estuviera con él no me iba a pasar nada. Me cuidó caleta mi guagualón. Fue y creo que seguirá siendo un gran amigo, muy por el contrario de lo que otros pensaban que me preguntaron repetidas veces si me gustaba o incluso si habíamos pinchado y cosas por el estilo. A uds. les digo DESUBICADOS!! y la chika tuvo el descaro (tino?? ¬¬) de decirme que nos veíamos super bien juntos (Sin comentarios). Siempre me he preuntado cual es la gracia de emparejar a medio mundo sin siquiera preguntarle a los susodichos primero. En fin, como dice mi padre, cosas de la life.

Sé que se me quedan en el tintero muchas cosas, así que voy a hacer una rápida revisión:

+ Encontré un amigo genial al que aprendí a querer en poco tiempo y dice quererme también, la mejor parte es que le creo, de veritas que si.

+ Esta es la dedicatoria que me escribió el Chino (espero no se moleste por postearla aquí): (sic) "Guagua, tqm, eres mi regalo de colonias porq' fuiste el cariño presente q' busco en la gente Tu guagualón Chino."

+ Hay otras dedicatorias que también aprecio harto-mucho, pero la anterior me dio en la fibra sentimental con todo.

+ Las colonias deberían haber terminado el Viernes y se acortaron hasta el Martes por la cantiad de enfermos y nis hubieramos ido antes, pero quisimos aperrar y le pedimos permiso a nuestros padres.

+ No sé hasta que punto se alcanzaron los objetivos de las colonias, pero mis objetivos personales fueron más que sobrepasados.

+ Fui feliz por más de dos minutos. Y cada vez que piense en COLONIAS
2004, Los Perales, voy a ser feliz.

------------

No hay comentarios.: