martes, diciembre 27, 2005

La fuga de los cisnes

*Listening: Lareine - Hakumei~Chiri yuku yuri wo mitsumenagara *
*Mood: Tired, tense, nervous *


------------


Manu y yo fuimos a la casa de la Cuca, almorzamos muy rico, como siempre, en esa casa la cocina nunca falla, a no ser que esté en manos del Sergio, porque en ese caso el almuerzo se convierte en cena y la cena en no sé, ese concepto se vuelve etéreo, la cuquita dijo que Manu estaba lindo y que se veía mejor que antes, no capté si se lo dijo a él también, pero yo se lo escuché y doy fe en que es verdad.

La tarde fue muy entretenida, después de comer nos retiramos al salón de baile y danzamos al compás Tchaikovsky y su "Lago de los cisnes". Sacamos un par de fotos y otros videitos de ello, que le quiero mandar apenas estén entre mis garras a mi tío de USA, luego pasamos a la sala de estar a disfrutar de un buen té, buena conversa y una excelente orquesta de fondo. Lamentablemente se nos murió un disco, y justo el que Manu quería pasar a su nuevo bicho de 1GB. Lástima que haya sucedido, haré mi mejor esfuerzo en conseguir ese CD para mi Sergito -y luego lo copiaremos para nosostros-.

No tengo mejores palabras para describir la sensación de tranquilidad que me dejó esta tarde, justo hoy día me acordaba de Alan que está en algún lugar de Texas y por él le pedía a Manu que llevara la cámara, fue algo espontáneo, que se me ocurrió al pasar. Y ¡paf!, bueno, no, no "paf", más bien ¡Riiiiing!, el teléfono, y adivinen quién, sí, él. Qué gusto escucharlo, sonaba tan contento. Le conté que habíamos sacado algunas fotitos y que se las iba a mandar, yo sé que con eso hice que se pusiera ansioso, lo sé, pero no tenía la menor idea de que su compu estaba mal y que para recibir mi mail tendría que ir hasta un ciber, menos mal que le advertí que no se las enviaría hasta mañana por la tarde, hora local. Me contaba que hace un calor horrible, cuando en realidad debería estar 16°C bajo cero, mínimo. Todo loco, todo loco. Pero lindo, lindo. Buen día, buen día -repito las cosas casi como un mantra, ¿se nota?-.


Notas al margen: Llevar a Manu a la Sebastiana lo antes posible, sacarle fotos a los viejos más seguido, bailar vals más seguido. Pondría "subir un cerro diario", pero todos sabemos que estaría exagerando.
------------

martes, diciembre 20, 2005

Accumulated sadness

*Listening: Coldplay - Spies *
*Mood: Isn't obvious? *


------------


Hace tres días que la Marion se fue a Santiasco -¿por qué todos se van allá?- y la echo bastante de menos. Hoy recibí noticias de ella através de su padre. No eran buenas nuevas, más bien, tristes nuevas. La entiendo, yo también estaría así, creo que mi grado de tristeza será muy superior cuando nosotros nos cambiemos de casa, y eso que nosotros sólo nos cambiaremos de ciudad, no de región.

Hoy no fue un mal día, pero tampoco fue bueno, me siento mal, en realidad, me siento pésimo, me siento perdida en el limbo, no sé donde es arriba ni abajo, es un constante mareo, lo bueno es que pude dormir un poco. Quedé inconsciente por unos 40 mins. en el sillón de Manu, mientras él y su madre se quebraban el lomo haciendo galletas de navidad, quedaron buenas, bien buenas, especialmente las de jengibre, es más, comí tanta azúcar hoy que bien podría ser diabética -os juro que es verdad, entre el glacé y esa galleta rota que NO podemos desperdiciar, más los adornitos que están arruinados, pero aún saben bien; comí suficiente glucosa para toda una semana-. Pero aún así, el día no puede ser calificado de bueno.

Últimamente he estado leyendo "Prozac Nation", no es el mejor libro que he leído en mi vida, pero sirve para darse cuenta de muchos detallitos que vos jurabas que estaban bien, pero no. Aunque aún así sigo prefiriendo "Girl,Interrupted". Tiene un no-sé-qué que me llena más, o al menos no me deja con la sensación de que parte de mi estabilidad mental se quedó en el libro y no podré recuperarla a no ser que le haga un exorcismo al objeto en cuestión.

Falta poco para Navidad, pero no quiero que llegue, ni tampoco quiero que llegue año nuevo, me siento como Papelucho dejado a la vida en el fundo de tía Rosarito o al menos me siento como siempre creí que Papelucho se sentiría.

Hoy por fin ordené mi pieza, ahora luce menos deprimente. Saqué una Everest, a escala, de tierra y polvo. Millones de pelusas endemoniadas que se me enredaban en los cordones y otra ruma de papeles con cierta similitud al K-7.

Me pregunto si alguna vez vendrá algún señor simpático y de bigotes a regalarme un cuaderno forrado en cuero de jabalí, también me pregunto si me ofrecería 10 lucas para que escriba mi blog y así convertirlo en libro. Papelucho era rechévere a su edad. Yo no era tan chévere, era extraña, era preguntona, era curiosa, pero no tan chévere y mucho menos con tanta conciencia social. Papelucho es mi ídolo; al menos el de hoy.

------------

martes, diciembre 13, 2005

Sólo quiero tocar la guitarra

*Listening: hakumei ~chiri yuku yuri wo mitsumenagara~ - Lareine *
*Mood: Tense & Sad *


------------


Estaba escuchando esta canción mientras por mi mente se atropellaban los pensamientos y las ideas, era un caos, pero claro, mi psiquis siempre está así. "Es sólo martes y ya es una mala semana", cuchicheaban las neuronas unas con otras.

En medio del punteo hubo un choque neuronal colosal, una sinapsis masiva que me dejó ciega por una fracción de segundo y las dendritas se mezclaron en el aire, la serotonina salió disparada y comenzó una reacción en cadena de sueño, las MAOs se desmayaron y la dopamina quedó petrificada de la pura impresión, los axones se doblaron en posiciones nunca antes pensadas, la noradrenalina salió corriendo fugándose de la escena, por último la adrenalina dio un giro mortal y colisionó contra las MAOs desmayadas, "otro pulso luviolunar" gritó una acetilcolina perdida y de las cenizas se elevó este pensamiento: "Sólo quiero tocar la guitarra".

------------

viernes, diciembre 09, 2005

Pulso luviolunar

*Listening: Plastic Tree - Nukegara*
*Mood: Sleepy =_= *


------------


No sé que significa, pero sí sé de donde lo saqué.

Resulta que llegó una chica al castillo que estaba en mi patio y me invitó a dar una vuelta, entre batallas con monstruos espectaculares y persecuciones de película, me invitó a vivir a un internado en el Norte. "Norte de qué", pensé yo, y ella tranquilamente, me respondió "al norte del mundo, ¿adónde más va a ser?". Ahí quedé groggy, ¿cómo lo había hecho para leer mi mente?.

Después de un gran banquete de despedida partí con mi capa de viaje bien amarrada y un compaq presario en las rodillas, el viaje no sé si fue largo y cómodo o rápido e incómodo (o cualquiera de sus variaciones), francamente no lo recuerdo, es como un corte de escena, pasé de estar cerrando la puerta para entrar a cerrar la puerta para salir, ni siquiera sé de qué, podría haber sido un avión, un barco... ah, los misterios de la memoria.

Llegamos directo a clases y para peor, de educación física, aunque era entretenida, mucha actividad, muchas risas, algunos me hablaban en sus idiomas agringados otros en castellano. Y entre esos personajes parlantes extraños para mi me habla esta pequeña rubia de unos 14 años.

- ¿En qué estás trabajando?
- En lo que dijo la miss.
- Ah ¿y en qué pulso?
- Cómo así "pulso"
- Pues, claro, pulso, por ejemplo, pulso luviolunar.

Y ahí quedé, con la palabra atascada en mi memoria. Luvio me suena a lluvia, pero puede que no y lunar, bué, eso es obvio. Si a alguien se le ocurre que significa, ya sabe, un click a los comentarios. Yo, eternamente agradecida.

------------

sábado, diciembre 03, 2005

El calefont

*Listening: Aoi Tori - Plastic tree *
*Mood: Sored u.u *


------------


Resulta que se echó a perder el calefont (ese aparato misterioso que caliente el agua), por ende nos hemos estado bañando con agua fría estos últimos días y mirando por la ventana constantemente en espera del vecino, que es gasfiter, y su Lada beige, que es la marca registrada del caballero.

Dicen que una ducha de agua fría ayuda a la circulación, ahora que lo vivo creo que no me importaría tener un varice con tal de poder ducharme con agua tibia. Más encima me he enfermado del estómago; un poco por los remedios de la garganta y otro tanto (la mayor parte), porque el miércoles fui a la casa de Mimo en la tarde y a la hora de tomar once hice (sí, yo), huevos revueltos, resulta que en su casa tienen huevos "artesanales" (de gallinas de verdad, no los compran en el supermercado), y estos huevitos tienen una yema muy amarilla y son mucho más ricos que los de criadero, pero también tienden a caer mal a la gente que: 1) No está acostumbrada y 2)Es de estómago débil. Yo califico para ambas opciones; resultado, me enfermé. Y enferma como estoy, con mi guatita adolorida, no me hace gracia que me llegue un chorro de agua fría en el estómago.

Ojalá que aparesca rápido el pinche Lada beige y más le vale que el conductor sea el gasfiter, si no, me voy a desquitar en el auto con los huevos de Mimo. =)

UPDATE: El señor gasfiter llegó y toda la casa apesta a gas ¡eeeeeeeeh!. Estamos un paso más cerca de la victiora, o de la destrucción, lo que sea es distinto y entretenido. Ahora me desconecto, estamos evacuando.

------------