jueves, junio 29, 2006

"A veces salgo de acá más confundido"

*Listening: Placebo - Passive Agresive *
*Mood: Love? Fuck love! *


------------


Creo que la peor parte de tener amigos es hacerles daño siendo tú mismo. Por el momento, sólo lo puedo comparar a escribir un artículo con palabras tan compactas y perfectas, que sólo tú te entiendes y el lector promedio no entendería ni "jota" de lo que dices, si no tuviese un diccionario a la mano y la voluntad de consultarlo cada 2 segundos ¿Complicado? Sí, tal vez demasiado.

Hoy fue otro día promedio, no aprendí nada que valga la pena reproducir y me levanté con ganas de nada y parece que así también me voy a ir a acostar. Me estoy cansando de mi vida, me estoy odiando con mayor intensidad cada día. Algunos tienen sus fórmulas personales para aguantarse, la que más me llama la atención es la de la indeferencia, pues digo "¿cómo lo hacen?" pues sabiendo lo que sé de mi y recordando lo que recuerdo de mi, no me aguanto y mucho menos puedo ignorarlo. No le veo el propósito a ignorar las experiencias que me han moldeado de esta manera hasta el punto que de manera cíclica dejen de ser ignorables y me lleven a colapsar por 24 hrs., para poner el kilómetraje en cero una vez más.

He leído cuanta información ha caído a mis manos, he pensado el asunto de cuantos puntos de vistas me ha sido posible, le he dado vueltas hasta al cansancio, pero nada, no veo soluciones, no veo desestancamientos, lo único que veo es que la situación se estira como chicle y se convierte en un simple carrusel mareador y aburridor, un nuevo nivel de letárgo, como una letanía de nunca acabar, una frase que no se deja de repetir mientras intercalamos uno o dos versos improvisados aquí y allá.

Y es que muchas veces veo que lo que me hace falta no me lo puedo proveer por mis propios medios; ni inventándolos, ni con esfuerzo. Es algo tan tangible como es de etéreo. Y en el proceso de auto-regalarme lo que necesito, paso a llevar demasiadas reglas, ideas, sentimientos y amistades, tantas que a final de cuentas no importa cuan positiva haya podido ser la experiencia, la balanza me sigue quedando en negativo. Ni la auto-indiferencia ni la auto-ayuda me ha llevado a algún lugar certero ni seguro, con suerte "agradable". El efecto montaña rusa me agota y pareciese que después de cada subida, las bajadas son más empinadas y espeluznantes, y sí, también más profundas y sin sentido.

Cúlpenme, apúntenme con el dedo, susurren mientras paso, no os preocupéis, lo más probable es que esté de acuerdo con ustedes aún cuando la lógica me lleve en otra dirección.

"A veces salgo de acá más confundido", me decía un tipo en la sala de espera del piscólogo. Yo, con mi máscara más afable, le respondía que lo importante es no salir igual. Su desesperación por sentirse bien lo agobiaba y su falta de paciencia le jugaba en contra, se metía auto-goles constantes y en seguidilla, el mejor jugador del "otro" equipo. Le ofrecí lo primero que se me vino a la mente: "entonces ponte metas más pequeñas que seas capaz de cumplir con la rapidez que te lo exiges, no digas 'mañana quiero despertar y estar bien', di, 'mañana quiero despertar un poco mejor', total, lo importante es avanzar".

Ojalá me pudiera creer mis propias palabras. Ojalá pudiera dejar de sumar positivos que me dan negativos. Ojalá no fuese así como soy, tan yo, que sólo un ápice de mi ego es capaz de acabar con todo y construirlo de nuevo para peor.

------------

miércoles, junio 28, 2006

Las ex-cinco del viernes

*Listening: Dir en grey - Kasumi *
*Mood: Tired *


------------


Hasta hace un año solía responder estas preguntitas con cierta regularidad, y hoy, al recordarlo, he vuelto al lugar de los hechos para buscar un quinteto digno de responder. Sorpresa, otro blog que se fue a las pailas. Intenté buscar entre los archivos, pero no funcionaban, así ocupando esos truquitos html que he aprendido con el tiempo logré rescatar gran parte de los archivos. Las cinco del viernes dejaron de producirse el 13 de Agosto del 2005, el primer archivo al que logré accesar fue el del 29 de octubre del 2004 y acto seguido lo respondo.

1) ¿Quién fue tu primer mejor amigo/a? ¿Cómo lo/la conociste? ¿Aún os habláis?

Mi primer mejor amigo debió haber sido Cristóbal Martel, por allá por el 1992 en el jardín de infantes. Era rubio y simpático, solía ir a jugar a su casa y de vez en cuando él a la mía. Dejamos de hablarnos como en 6 básico, estudiamos en el mismo colegio y luego su familia se mudó a la VI región, si no mal recuerdo.

2) ¿Tienes un(a) buen(a) amigo/a que no lo hayas conocido en el colegio, trabajo o que viva cerca de tu casa?

Sí, un par.

3) ¿Alguna vez te enamoraste de tu mejor amiga/o? ¿hubo rollo? ¿Funcionó?

Esto no lo recuerdo, ni lo sé, y qué más da, si no lo recuerdo es porque si pasó, simplemente no me interesa, sin ánimos de ofender, por si a alguien sí le interesa.

4) ¿Tienes algún(os) enemigo(s) declarados? ¿Por qué razón?

¿Enemigos declarados? No sé, no creo, a no ser que los tenga pero no se me hayan declarado ^_____^

5) ¿Te ha traicionado un amigo/a? ¿Qué te hizo? ¿Lo/la perdonaste?

Esta pregunta tal vez no me la deberían hacer a mi. T_T

Creo que sí, pero como mi memoria es frágil, vamos a asumir que a quien quiera que pudiese haber cometido un acto de traición en mi contra, le he perdonado.

**

Se me hace que el único proósito de existencia de estas preguntas era rellenar cuando uno no tenía sobre qué postear, o si el blogger era más bien "carretero", algo rapidito que decir antes de partir a la fiesta.

Hoy calleron de "galletas", pa' puro rellenar.

------------

lunes, junio 26, 2006

Tengo el ego hinchado

*Listening: Edith Piaf - La foule *
*Mood: So excited!! =) *


------------


Lo digo en serio, tengo el ego hinchado, grande, como una globo aeroestático. Mi ego y yo no cabemos por la puerta al mismo tiempo, y es que, cómo no, si mi blogcito, mi producto del ocio y penurias de tres años y pico, mi pedacito de cielo, mi retoño, mi clon virtual; ha aparecido en el diario.

Al principio no lo podía creer, o sea, qué hace Narcoleptic_ll en la sección de reportajes de las últimas noticias, nada, esto es un sueño. Mentalmente me di la orden de levantarme y partir a estudiar, pero ¡qué sorpresa me he llevado al comprobar que no era un sueño! Las palabras se me arrancan, ayer daba saltitos en la silla de alegría y corría sacar a tirones a mi mamá de su siesta para mostrarle lo que 3 años de estar pegado al computador, pueden lograr.

Lamentablemente no me he podido conseguir la edición del 25 de Junio de las últimas noticias, sólo este recorte en binario, pero ¡hey!, peor es nada.

Y para celebrar, ayer le pusé una nueva sección al blog: "Sonidos del mes", una vez al mes planeo poner las 4 canciones que me hayan acompañado durante el período de tiempo correspondiente.

Cariños, besos y apapachos,
Narkito.


PS: C'est mon orgueil, esta es la dirección original.

------------

sábado, junio 24, 2006

Chinese dreams

*Listening: A perfect cirlce - Counting bodies like sheep to the rhytm of the war drums *
*Mood: Confused @_@ *


------------


Tenía que venir acá y escribir mi sueño, si no, lo olvidaré para siempre y nada bueno puede salir de eso.

Éramos casi 50 a la mesa, al más puro estilo té club. Mi mamá estaba a mi lado izquierdo y a su lado izquierdo la cabecera de la mesa, en la otra cabecera un árabe de bigotes largos a lo más Gengis Khan que con sonrisa afable nos invitaba a todos a comer, en frente mío un Coreano me explicaba en francés fluído porque la comida que tenía en las manos era de guerra, al parecer el similar con una estaca debía darle valor a los soldados y las altas concentraciones de pimienta y ají les avivaban el espirítu. Al principio al tipo no le entendía nada de nada y con un poco de esfuerzo le dije: Je ne comprais pas, je ne parle pas française!. El Coreano rió de buena gana y, más lento, me repitió toda la historia. En el sueño yo hablaba 4 idiomas; ruso, francés, inglés y chino cantonés. Mi mamá hablaba castellano, hebreo y muy poco inglés. En general todos en la mesa hablábamos más de un idioma y entre jerigonzas de lenguas mezcladas nos entendíamos y muy bien por lo demás.

La comida en la mesa era exquisita y exótica. Los platos abundaban y todos picoteábamos con nuestros palillos chinos, los garzones pasaban a cada rato y zumbaban como abejas con lo rápidos que eran. Mucha comida oriental y muy picante, otras dulces y salsas deliciosas, los platos nunca se alcanzaban a vaciar pues los cambiaban constantemente con los más variados manjares, era comida de reyes.

En algún momento me di vuelta y dejé los utensilios de comida sobre la mesa y al regresar para tomarlos ya no estaban y la chica a mi lado derecho se reía haciendo moviendo los palitos en su mano, cuando le pregunté si esos eran los míos, entre risas casi burlonas me respondió que no. Y tuve que partir hasta el otro extremo de la mesa a buscar otros, mientras rastrojeaba por ahí alguien me alcanzó los únicos que quedaban en un tarrito y me dijo en un perfecto inglés "Estos son los tuyos" y los afianzó entre mis manos con una sonrisa afable. Los palillos eran preciosos, de caoba, barnizados con alguna sustancia claramente superior. Uno de ellos tenía la parte de atrás con finos toques de oro y el otro con platino y una piedra preciosa.

Volví a mi asiento y traté de seguir comiendo, pero los platos pasaban tan rápido y la conversa no disminuía, me encontraba con tantas nuevas palabras que estaba vuelta loca de felicidad entre todo este murmullo.

Habían como 5 garrafas de algún metal en la mesa, nadie las levantaba, en realidad hacían caso omiso de ellas y los garzones las llenaban una y otra vez con algo parecido al vino, yo sabía que no era vino, pero no sé que era en realidad. Y cada vez que las llenaban, los vasos de los comensales también se llenaban de este líquido que bebían tan a gusto. Y las conversaciones en todos los idiomas que se puedan imaginar seguían como si nada, como si esto fuese lo más normal del mundo y francamente, para mi también lo era.

De pronto se llenó de meseros que retiraban los platos rápidamente, algunos aún sin ser tocados ni probados y yo con una expresión que claramente decía "hey, aún no he comido, no estoy satisfecha", en eso alguien me ofrece choclo, que claramente ha estado en contacto con tomate y yo, muy educadamente, digo que no quiero, pues el tomate me hace mal y sin más, se va el último plato de la mesa. El Coreano, entre susurros me explica, en su francés coquetón, que para la última parte de la ceremonia no deben haber alimentos sobre la mesa. Me miro la mano derecha y veo que todavía tengo los palillos chinos entre los dedos y están brillando más que nunca.

Por detrás de la cabecera principal, la más cercana a la puerta, empieza a aparecer una procesión de chinitos con trenza imperial hasta la rodilla y una túnica llena de dragones y cuando la procesión pasa por mi lado de uno en uno van descubriendo un dragón escondido en la pechera interior de la túnica, me lo muestran, hacen una reverencia con su cabeza y siguen caminando. Cuando todos han tomado sus posiciones elevan una plegaria en chino mandarín y los escasos objetos que aun están sobre la mesa se empiezan a elevar y mis palillos se hacen muy pesados, pero no los suelto y brillan y brillan, de repente, se abren las puertas de salón de par en par y una brisa gélida entra y las luces se apagan, todos nos sumimos en la más horrible confusión y escucho pasos nuevos que atacan a los chinitos celestiales y estos gritan órdenes de guerra y demases, al otro lado de la mesa veo que unos palillos brillan con casi la misma intensidad que los míos, pero éstos son distintos, sin embargo el instinto de sobrevivencia puede más y me tiro bajo a la mesa a donde a gatas llego hasta la puerta de salida y de ahí todo se vuelve aún más surreal.

A la salida está llenó de tipos vestidos con la moda de los '80 y entre ellos Michael Jackson, al más puro estilo de thriller y les están sacando la mugre a todos los que están logrando escapar del salón de eventos. Me escabullo entre la confusión y me doy cuenta de que estoy a "una quebrada" de la casa de mi abuela , voy corriendo, con los palillos todavía en mi mano y me saco la cresta y medio, me había tropezado y con la caída, un hallázgo, un ratón tamaño familiar me saludo y me pregunta por una laucha que anda buscando y que de cada cuando en cuando pasa como tal Speedy Gonzalez por en frente de él. Después del shock inicial, aunque no me da asco ni repulsión, una niña aparece y me agarra del brazo y me lleva a un ascensor que, según ella, me llevará más rápido a la casa de mi abuela, la verdad es que ahora estoy a tres cerros y una quebrada de su casa y a penas estoy dentro del ascensor, despierto.

Llevo casi 30 minutos buscando significados para esto, pues algo me dice que es importante. Aunque me parece que sería mejor llevar esto donde profesionales, ya veremos, depende de lo que sueñe mañana.

------------

miércoles, junio 21, 2006

Spanging

*Listening: Les Choristes OST *
*Mood: Too much of not enough *


------------


Aceptésmolo, cuando llevas más de lo civilmente aceptado, sumido en la misma mierda de la depresión, con todos sus altos y bajos, llega un momento en el que estar deprimido no es sociablemente aceptable y rápidamente te conviertes en la paria de las fiestas, congregaciones y agrupaciones varias. No es que me haya convertido en eso recientemente ni de golpe, pero es algo que me vino a la mente.

Todo parte por las invitaciones que dejan de llegar, luego, los grupitos con los que siempre te juntaste, se disuelven "mágicamente" cuando tú llegas y, al final, la gente te lo dice a la cara, fuerte y claro, porque con la depresión, al parecer, también llega la sordera. Es un grito más bien frío y desesperado: "Nunca he visto a un animal tenerse lástima, pero tú, me enferma que te autocompadezcas, levanta la cara y haz lo que tienes qué hacer ¿Por qué eres así?" Y esa, mes chéries, es la manera delicada de ponerlo, pues, creánme, he recibido peores.

Existe una creencia muy arraigada en la sociedad con la que diaramente convivo; mientras más gritos, retos y humillaciones tengamos que pasar, mejores personas seremos en el futuro. Aunque francamente no sé como esto se pueda aplicar a la verdadera existencia. Por ejemplo, pregúntante, con la mano en el corazón, si te conviertes en mejor persona cuando tu jefe llega furibundo a tu estación de trabajo y te grita por unos papeles que no llegaron a tiempo y te trata de un "estúpido, imbécil, huevón, irresponsable de mierda" y todas sus otras variantes. Te apuesto a que la próxima vez vas a poner especial cuidado en la fecha de entrega de esos papeles y cada vez que los tengas que entregar vas a entrecerrar los ojos y pensar "si no hubiera sido por mi jefecito querido, nunca hubiera mejorado".

Existen varias cosas de este mundo que nunca voy a terminar de comprender, pero lejos lo que más me cuesta es esto de "la letra con sangre entra", pérdoneme señor maestro principal, a quien se le ocurrió una manera tan humana de enseñar, pero yo no entiendo con golpes, yo entiendo con palabras, gracias. Y si últimamente ni las palabras surten efecto, es porque tampoco entiendo a base de golpes verbales.

Hermanos, reflexionemos dinámicamente. Que levante la mano a quien le gustaba que le pegaran un par de coscorrones cuando no sabía la lección, que levante la mano quien crea que esos coscorrones hicieron algo más por ustedes que matarles neuronas, muy bien, y por último, que levante la mano quien crea que hubiera aprendido mejor sin cosocorrones si es que del principio le hubieran enseñado esto de que "a buen entendedor pocas palabras".

Algo que sí he aprendido de toda esta experiencia depresiva y demotivante es que, los que estamos deprimidos y desmotivados, no estamos así por gusto, estamos así por que no sabemos estar de otra manera, porque llevamos tanto tiempo así que "estar bien" asusta, porque siempre cabe la posibilidad de estar peor, por ende estar estático es más seguro, porque de pequeños crecimos al rededor de tantas contradcciones, que no supimos sobrepasar, que la vida misma se ha convertido en un yugo insoportable sobre nuestros hombros, significa que por mucho que queramos estar bien, si no nos enseñan no hay nada que podamos hacer, porque, como he repetido hasta el cansancio, no somos tan estúpidos como para querer sentir aversión a la vida, al movimiento, a la alegría, el amor y todos esos sentimientos que suponen han de aferrarte a la vida y darte un cierto bienestar.

Y aquí intersectan las dos ideas con las que he estado jugando en los párrafos anteriores, sí, quiero estar bien, no, no voy a aprender a estar bien a base de golpes e insultos. Creo que la experiencia de no encontrarle brillo al diario vivir es lo suficientemente desmotivadora y desmoralizante como para que tus palabrotas de "apoyo" logren sacar el tigre luchador en mi que quiere resurgir sólo para probarte que estabas equivocado, por ende cada vez que me digas: "me enferma que te autocompadezcas", no voy a ver en estas palabras más de lo que has dicho; te enfermo, te enferma mi manera de ser, te enferma que sea una de las pocas personas que siente compasión por mi. Y es que no hay que ser un genio para llegar a estas conclusiones, basta con no ser capaz de ver más allá, no porque no se quiera, si no más bien porque el estadio de depresión y letargo es más fuerte y profundo que tus palabras de "ánimo".

Existen, lamentablemente, casos en los que los golpes verbales y físicos han sido tan fuertes desde un principio, que cuando verdaderamente se necesita hacer una intervención, lo único que logrará despabilar a esta persona, es un golpe verbal o físico doblemente mayor que el anterior.

No creo que debería ser tan complicado apelar a la compasión de las personas, muchas veces siento como si estuviera pidiendo dinero en la esquina del supermercado; de las 50 personas que pasan y te ven pidiendo, sólo 10 se detienen a ver que quieres y unas 5 o 6 te darán algo que se asemeja a lo que pides.

PD: Spanging es la unión de dos palabras inglesas, spare & changing, es un modismo del sur de EEUU que se refiere a pedir dinero en la calle, valga decir "machetear".

------------

lunes, junio 19, 2006

Anosia

*Listening: The strokes - Juicebox *
*Mood: Tired *


------------


Cuando recién andaba en pañales con esto del blog tropecé con los escritos de Abel, un chico chileno, muy interesante y horriblemente sarcástico. Cuando ya se me hacía rutina pasar por su blog todos los días en espera de algo nuevo; dejó de postear.

Imagínense, 2 años y medio atrás. Y yo acá estoy pensando en él. Me pregunto si habrá logrado entrar a la carrera que quería o que habrá sido de él y el chico que le gustaba.

¿Qué hacer? me dije. Y sin pensarlo dos veces me lanzé a la búsqueda.

Este chico me llamaba especialmente la atención por su manera de escribir, tan elaborada, por decir lo menos. Especialmente si es que trataba de encajarle esas palabras y pensamientos a un joven de 16 años, nacido un 27 de enero del '88, y francamente siempre me resultaba difícil concebir que alguien de esta edad escribiera de aquella manera y se preocupara con tal paranoia de nunca describir los escenarios a su alrededor, como si en verdad no los conociera o simplemente tuviese miedo de que alguien partiera en busca de él, no su "yo" virtual, si no que, literalmente, su "yo" físico.

Me he pasado casi una hora rebotando por la red, patrocinada por google.cl y ocupando cada truco que conozco para dar con el paradero de ABEL, a los 20 minutos ya tenía en mi poder varios nicknames, algunas direcciones de mail, un archivo completo con su blog simplificado y otros tantos detallitos que me ayudaron a dar con él.

Para que estamos con cosas, el tipo siempre se mostró muy apático y arrogante, con un contacto casi nulo con el resto de sus familiares y además instalado en un colegio católico. Me sonaba casi como a chiste repetido hace 2 años atrás. Y me agradaba leerle, pues en su blog, él contaba las cosas que hacía y que a mi me habría encantado hacer, pero no podía. Sin embargo siempre hubo una pieza que no encajaba, el puzzle no podía estar completo.

Y esto fue lo que averigué:

Importé varios de mis antiguos blogs de media hora. No quiero olvidarme de muchas cosas que en ellos están, aunque la mayoría de las entradas me provoquen ataques de vergüenza. Algunos son muy raros, como si otra persona los escribiera. Especialmente los más antiguos, aunque eso, claro, tiene una explicación lógica. En aquellos tiempos sufría de algo así como una mitomanía virtual, y gran parte de los posts eran inventados. Técnicamente, las entradas las escribía otra persona, no yo sino un personaje salido de mi imaginación, que llevaba una vida distinta a la mía. De esta manera podía descargarme mejor, supongo. Aún así no quiero que nadie me relacione demasiado a aquellas viejas vidas, cuasi literarias, y he censurado algunos trozos demasiado comprometedores.

Desde el 2003 en adelante, toda mis personalidades que puedo recordar:

The Pied Piper / Anosia
Abel era un ser sumamente extraño. Intentaba escribir de manera andrógina, y la mayor parte del tiempo le resultaba. No poseía lazos emocionales con gran parte de su familia, repudiaba la forma de ser de sus amigos, era algo pedante y narcisista y a la vez no se soportaba. Cargaba con miles de frustraciones, miedos y con su propio carácter. La vida era difícil en ese entonces, hasta que apareció de la nada un chico que le hizo sentir cosas maravillosas, pero con el tiempo todo volvió a ser igual. No sobrevivió el verano del 2004. Es mi estadio de personalidad más largo[...]


Esta, mis queridos, es la prueba máxima que en internet puedes ser quien quieras y cómo quieras, hasta te puedes cambiar el sexo sin esa molesta anestesia ni el post-operatorio. Al principio no me había afectado en lo más mínimo, ahora me molesta de sobre manera y medio-desearía poder conservar el misterio y no la respuesta.

En todo caso, gracias Abel, si no fuera por ti no habría llegado tan lejos con esto del blog.

EDIT: Agregué el link correspondiente. Ayer con la emoción del momento lo olvidé.

------------

sábado, junio 17, 2006

Las reglas del juego

*Listening: Remy Zero - Smile *
*Mood: Tired *


------------


Todos parecen ser parte de un malicioso juego del que yo no sé las reglas.

No sé para qué quieren que juegue.

En cualquier caso me enferman los resultados. Pero, por sobre todas las cosas, me apesta que todos estén ganando menos yo, y no, no voy a hacer trampa.

------------

miércoles, junio 14, 2006

Deus ex machina

*Listening: The man who sold the world - Nirvana *
*Mood: Tired *


------------


¡Maldita mi fragilidad corporal!

Hoy he ido a regalar sangre al laboratorio y ellos, en pago, me entregan lindos numeritos que traducen a mi persona como un ser enfermo, medianamente sano o simplemente funcional. Ha sido, una vez más, un experiencia horrible. La aguja, en todo su esplendor, ha irrumpido en mi piel, dando rienda suelta a mis gemidos mentales de horror y simple dolor. Salir tambaleándose del aquel tugurio de mala muerte y sucumbir en la banca de una plaza, a la espera de que la leche achocolatada surta efecto. ¿Cómo es posible que algo tan mínimo me deje tan débil?

En las escasas 4 cuadras que me separaban de mi medio de transporte favorito, dos personas me han parado y preguntado, con cara llena de preocupación, si estaba bien o si acaso necesitaba algo. ¿Es mi palidez enfermiza la que los deja hechizados? ¿Será mi caminar despreocupado? ¿Serán, más bien, mis ojos perdidos en la distancia, concentrándose en todo aquello irrelevante, menos el camino que sigo?

He arruinado mi camisa; no noté que la sangre fluía hasta que mi ropa ya estaba en contacto con ella, al menos ha sido mejor que aquella vez en que el líquido escarlata avanzó sin piedad hasta mi muñeca y arruinó la plana en la que ávidamente escribía. ¿Será que la coagulación disminuye con cada extracción de sangre a la que me someto? ¿Será que los laboratorios de muestras tienen convenios con sectas ocultas vampíricas y venden nuestra vitalidad al mejor postor?

¿Será que estoy perdiendo la razón?

¡Ah!, pero que agradable sensación. La ingravidez de saberse quieto, estático, y aún así, mentalmente, rebotar contra las paredes, sentirse ir y venir al mismo tiempo, efectuar todo el viaje sin siquiera salir de mi silla. Y luego, todo lo opuesto. La desagradable falta de gravedad, saberse quieto y estático, pero aún así estar en todo la habitación a la vez, rebotar contra las paredes y los propios pensamientos.

¿Dónde está mi deus ex machina?

------------

lunes, junio 12, 2006

P-51 Oil and cordite

*Listening: Muse - Ashamed *
*Mood: Tired *


------------


P-51!! Aren't they beatiful?? Oil and cordite



Irse es una cosa y volver es otra. Dar un portazo como punto final y luego golpear la puerta pues has olvidado las llaves. Poner el revólver en tu boca, sopesar el fin de las posibilidades, guardarle en un cajón y dar media vuelta. ¿Ven? Irse y volver son dos cosas distintas, antónimas y desconocidas entre ellas, pero que mucho tiene que ver la una con la otra. La primera es la acción de tirar la toalla, no aguantar más y marcharse en busca de nuevos horizontes, la segunda, en cambio, es regresar a lo conocido después de vagar por los "nuevos horizontes", es buscar lo que alguna vez te acobijó en su seno y te protegió de la lluvia, es retornar al cubil con humildad y cabeza gacha, es tener en la retina nuevas imágenes que nos ayudan a comprender las antiguas, es golpear la puerta de tu propio departamento pues has olvidado las llaves.

A veces es necesario irse y volver en seguida, otras no tanto; es mandatorio darse el tiempo de patear piedras día y noche y, las menos; darse el tiempo de escoger las piedras que queremos patear. Irse y volver nunca ha sido tarea fácil, ni digna, pero pasa todo el tiempo.

Y hoy, he vuelto. Pasé dos semanas ida, tuve una recaída, leí mucho de nada y poco de lo verdaderamente interesante, pero fueron dos semanas que, con sus altos y bajos -más bajos que otra cosa-, tuvieron el efecto deseado, reboté y acá estoy; posteando.

Pasé mucho tiempo revisando posts anteriores en busca de la chispa perdida, no creo que la haya encontrado, pero hey, encontré otras cosas, como la fotito de allá arriba, de mi película favorita de todos los tiempos "Empire of the sun" y el grito que la acompaña..., pero lo más importante es esto "oil and cordite", combustible y pólvora" como lo quisieron traducir para TV. En realidad vendría siendo "aceite y pólvora/combustible", para ponerlo en una sola palabra, pues "cordite" es una mezcla de nitroglicerina con nitrocelulosa y se usa como combustible para aviones y cohetes.

Jim también fue y volvió, se fue como un niño y regresó como un hombre. Claro que a él no le quedó opción, ni se fue por su propia elección. Una guerra tuvo lugar de por medio y le tocó crecer en un campo de concentración, tal vez, después de todo, no sea el mejor ejemplo o, simplemente, sea un ejemplo tan bueno que no veo por donde empezar. El punto es que todos nos vamos y volvemos eventualmente. Y yo, señoras, señores, caballos, caballeros, niñas, muchachas y muchachos, he vuelto.

*A tu salud. Este post fue el que me obligó a volver.*

------------

viernes, junio 09, 2006

Razonamientos tardíos

*Listening: Yellowcard - Way away *
*Mood: Sleepy, tired, where's my guitar!? *


------------


Se me acaba de ocurrir que para muchas personas, la única razón que tienen para seguir mal, es evitar estar peor.

Y nada, seguimos trabajando para usted.



Originally thought May 25th, 2006 8:59 PM

------------