domingo, abril 20, 2014

Un desfío de 15 días

Me entró la locura del que no hace nada, o en realidad del que no hace mucho durante el día, así que me propuse un desafío escritor. Anduve vitrineando por la red, buscando alguno que ya estuviese definido, probado, testeado, que haya arrojado irrisorios resultados... pero ninguno me convenció, así que voy a compilar una lista día a día de 15 retos de escritura que voy a ir cumpliendo, cuando pueda, cuando me acuerde, así que olvídese de que van a ser 15 días consecutivos, pero quédese con la idea de que serán 2 semanas y un día, como una sentencia penitenciaria bien corta, que sólo cubre el papeleo.

Les dejo los 5 primeros retos que rescaté de otros retos por la web:
  1. Elige un libro al azar dentro de la habitación en la que te encuentras leyendo esto, copia la última oración que aparezca al final del escrito y utilízala como la primera oración de una nueva historia escrita por ti. 
  2. Cuéntanos sobre algún personaje que haya perdido algo importante para él/ella. 
  3. Escribe sobre un sueño o pesadilla que hayas tenido en un cuento corto.
  4. Escribe una historia o un pequeño fragmento que incluya la siguiente línea: "Lo sentimos, pero no l@ podemos asegurar para un viaje de este tipo". 
  5. Tema: Agua (Escribe lo que sea que te venga a la mente que involucre agua).
Y con esto, nos vemos mañana con el primer desafío. 

lunes, marzo 24, 2014

Crecer en la Internet es ... complicado

Últimamente he estado pensando en qué va a ser de mi blog cuando empiece a trabajar. He escuchado suficientes historias de terror sobre el acoso virtual de potenciales empleadores a empleados en potencia antes de siquiera considerar la posibilidad de contratarlos. A algunos los echan una vez contratados por escritos, tweets, fotografías que colgaron en algún momento de sus vidas en Internet. No quiero que eso me pase a mí.

Cuando empecé este blog siempre lo pensé como una mezcla entre el espacio público, donde podía compartir algunas cosas privadas que consideré publicables. Y para mí, el público siempre fue más o menos escaso y de bajo perfil. Jamás consideré que esto podría ser un problema para mi futuro. Ahora miro hacia atrás y sin siquiera tener que leer lo que he escrito, creo que un puñado de posts podrían llegar a ser problemáticos, desagradables y de mal gusto para mi potencial empleador. Pero ¿debería cerrar el blog? No, ¿cierto?, no me parece. ¿Editar algunas entradas? ¿Sacar referencias que permitiesen esclarecer que se trata de mi persona? Lo veo difícil, después de todo estamos hablando de cerca de 500 entradas, más de 300.000 palabras y todas probablemente identificables mediante algún numerito extraño que indica la IP desde donde se posteó el escrito, la hora y el color de zapatos que tenía puesto en su momento... y es que una vez que entra al Internet, no hay forma de borrarlo, no en serio, no completamente. Entonces, me devuelvo a la pregunta original, ¿debería hacerlo?.

De buenas a primeras mis instintos me dicen que no, que no debería, que es una cuestión de principios; he documentado de la mejor manera posible gran parte de mi adolescencia, parte de mis estudios universitarios, ahora mismo mis dudas laborales y algún día, una que otra de mi angustias de adulto-adulto, adulto-mayor y ya derechamente, de viejita enclenque.

Es más, ahora que ya llevo un buen tiempo en casa, sin mayores ni grandes responsabilidades, me entran las ganas de escribir, me entran las ganas de empezar a "documentar el paso del tiempo" nuevamente y menos ganas me dan de separarme de esta identidad virtual que llevo a cuestas hace más de 10 años.

Una difícil respuesta para una complicada pregunta, hasta nuevos eventos, supongo que seguiré escribiendo, como de costumbre.

lunes, diciembre 02, 2013

Anoche soñé que...


Anoche soñé que una compañera de Universidad me contaba que en su casa estaba la escoba, que se escuchaban cosas, que era lugar de aparecidos, que apenas se podía dormir. A mí no me hacía mella, a mí de hecho no me importaba, era tanto el desinterés, que un par de días después, me encontraba viajando a su casa en tren, por parajes lúgubres y mustios, con vacas flacas de ceño fruncido en angustia como diciendo "no, ¿qué haces aquí?, vete, vete, antes de que termines como nosotras" y mientras miraba estos parajes opacos por la ventana, me acordaba de lo que me había contado la Feña: "en mi casa penan" y recién entonces me entraba el interés, la preocupación, las ganas de quedarme poquito en su casa, de ni siquiera tener que entrar.

El viaje era largo y fome, casi en línea recta, directo al corazón campestre de mis sueños.

Cuando llegaba no recuerdo haberme bajado del tren, ni haber pasado por la estación, o siquiera haberme subido a un colectivo o un taxi para llegar a la casa de mi compañera, sólo aparecí frente a su puerta y a los pocos segundos, quién yo presumo era su madre, me abrió la puerta. Todos fueron muy amables, me ofrecieron galletas y té, me hicieron tomar asiento y luego muy suavemente, me explicaron que me iba a tener que quedar a dormir, porque el último tren ya había partido, que era muy tarde, que cómo no me habían dicho.

La Feña, mi compañera, me prestaba ropa para dormir y su mamá, tan amorosa ella y diligente, se iba a otro cuarto a buscar un colchón de espuma, sábanas limpias y un cubrecama, porque "en la noche hace un frío... te cala los huesos" y luego se sobó los antebrazos, como para demostrar lo cierto de su afirmación.

Yo me iba a la pieza de la Feña a cambiarme de ropa y me llevaba un susto enorme al darme cuenta de que era casi igual que mi pieza, la real, la de ahora, la que no veo en mis delirios oníricos. Era un poco más grande, con cortinas blancas, o crema, en vez de mis azules de siempre. Había un escritorio, distinto, pero parecido a la vez. Y debajo de todo ese mar de colores opacos y deslustrados, un ruido, apenas perceptible, un chispazo, un click-click que me crispaba los nervios. No alcancé a cambiarme de ropa antes de que empezara el incendio. Era un incendio controlable. Pequeño. Inodoro. Acrílico y medio catacléptico. Se propagó por los visillos y rápidamente empezó a consumir las cortinas. Como yo ya conocía este cuarto, sabía que las barras de las cortinas no estaban atorinilladas, entonces de un sólo movimiento saqué las cortinas y las tiré por la ventana. Luego me asomé a ver como ardían en el patio trasero de la casa, creando un suave halo de iluminación a su al rededor. Una luz de la calle parpadeó (y la realidad también).

Cuando iba saliendo de la habitación, me encuentro de sopetón con mi compañera y le digo que la cortina se incendió, que hubo un cortocircuito, que algo anda mal, que vayan a cortar el automático. Ella me pone la mano en el hombro y con la misma cara de angustia que me recibió su ciudad me dice que no, que no me preocupe, que es normal, que esas cosas pasan aquí y siempre muy gentil, me da vuelta para que vea las cortinas, inmaculadas, levemente hinchadas por la brisa de la tarde, en su lugar, sin rastros del fuego.


Nos vamos al primer piso, a tomar once, a ver como el sol inexorablemente baja y baja y con ello, mis esperanzas de salir viva de esta casa también se van apagando. Las tablas suenan, la mesa tiembla, las paredes se estrechan. En el segundo piso alguien prende una radio, no, una vitrola y se pone a bailar, tiene pies ligeros, como los de un niño. Suaves. Apenas hacen contacto con la alfombra, como si flotara. En la mesa nos miramos de reojo y seguimos comiendo, como si nada. El sol ya se ha puesto y un suave brillo artificial llena la escena. Me despierto.

-----
En la mayoría de las ocasiones soñar con colores vivos es un buen augurio y trae a nuestra vida cosas positivas, al igual que soñar con colores brillantes, que indica que posees una vitalidad muy alta, sin embargo, soñar con colores oscuros, puede indicar que estás atravesando un momento delicado en tu vida: http://www.tusignificadodelossuenos.com/que-significa-sonar-con-colores/

Si sueña que logra apagar un incendio, quiere decir que superará los obstáculos en su vida a través de mucho esfuerzo y trabajo. Soñar con un incendio provocado, significa que la rabia puede ser potencialmente destructiva. Le indica, que tiene rabia por algo y está retenida en su subconsciente. Es malo sentirse así, si siente rabia, es mejor que la saque de algún modo a que se la quede dentro. Soñar que intenta apagar un incendio sin quemarse, significa que se preocupará innecesariamente por el buen rendimiento de sus negocios: http://www.euroresidentes.com/suenos/diccionario_significado_de/i/sonar-con-incendio.htm

Soñarse manejando fuego sin quemarse anuncia éxitos importantes. Para una persona ligada al medio intelectual indica honores y éxitos futuros. Si se ve el sueño sin quemarse, es un buen símbolo, pues indica éxito en la vida, pero si se quema es aviso de fracasos y problemas: http://www.misabueso.com/esoterica/suenos/suenos_fuego.html

jueves, noviembre 21, 2013

Graffiti

*Listening:  Dracula (2013) - S01.E01* 
*Mood: effing tired*
------------
Entre tres y ocho veces por semana paso en frente de un graffiti en Valparaíso que me desconcierta por su estructura gramatical, jamás, de las más de 200 veces que he pasado por ahí, que lo he leído, que lo he pensado, que lo he tratado de comprender, he podido hacer sentido de éste.

LA JAVI ES UN PICO
ES UN PICO
Por más que lo veo y trato de entenderlo desde su realidad particular y contexto circundante, sigo pensando que le falta una coma en algún lado.
------------

miércoles, enero 16, 2013

Leído durante el 2012-2013

*Listening: stomach grumbling
*Mood: sleepy =__=*
------------
Porque quiero escribir acá, pero cada vez que llego hasta la página de posts estoy en otra o con los ojos cuadrados de tanto leer, les dejo una lista de los últimos libros que he leído, el título en el idioma que lo leí y de existir una traducción al Inglés o viceversa, será otorgada después de un "/".


Lecturas veraniegas:

Ender's Game / El Juego de Ender - Orson Scott Card (OSC)
Tengo entendido que es la novela más conocida de Orson y lejos la que más me ha gustado hasta el momento, con la posible excepción de "El Guardián de los Sueños", que es una antología de cuentos cortos, pero aún no termino de leerlo, así que no sé aún. En fin, me gustó hasto este libro, sobre todo porque apela al pequño guerrero que llevo dentro y disfruta de la violencia ajena (a qué no sabían eso de mí xD), el final es un poco extraño y se sale de la norma impuesta en las 100 páginas anterior del libro, lo cuál es un tanto desconcertante y romope completamente el ritmo de la obra, un poco como llegar a una conversación en medio de una discusión y luego sentir el ambiente cargado mientras la gente se sigue peleando cuando cree que no estamos mirando.

En cuanto a la historia en sí, es original, osada en varios aspectos y lo suficientemente creíble y bien armada como para poder sostenerse a sí misma. Trata sobre un niño que se convierte a través de duro entrenamiento en la escuela de combate, en el salvador del mundo... no, de la humanidad. De hecho, la trama se parece un poco a la de Harry Potter (¡Orson Scott Card también lo cree!). Ya hacia el final de la novela se plantean problemas ético/filosóficos que seguirán sosteniendo la trama hasta el final de la saga de Ender y si no disfrutan de este tipo de novelas, en ese caso es preferible que lean sólo el Juego de Ender y no vayan más allá.


 Speaker of the Dead / La voz de los muertos - OSC
Distinto a lo que esperaba. Después de leer el Juego de Ender me lancé de cabeza a este libro, pero ya antes de pasar por la página 40 tuve que cambiar mis expectativas de lo que éste iba a ser. No más batalles interestelares, no más academia de batalla. No, ahora eran secretos, pseudo-religiones y cuestionamientos sobre la vida y el valor de ésta. Lo terminé de leer en un santiamén, me gustó, pero no tanto como el primero y luego me lancé de cabeza al siguiente de la saga, Ender el Xenocida.

Xenocide / Ender el Xenocida - OSC
La palabra "xenocidio" es como el "genocidio", pero entre especies, por ejemplo, los humanos como especie eliminan de la faz de la tierra a la mayoría de los miembras (o toda) la especie canina, eso es Xenocidio, lo mismo si una especia alienígena nos eliminara a todos o casi todos los humanos.

Este libro para mí fue una decepción total y por lo mismo no me he animado a leer aún el siguiente en la serie "Children of the Mind / Hijos de la Mente". A pesar de estar escrito de forma exquisita y proponer situaciones éticas complicadas, además de agrandar aún más el trasfondo político-cultural de la trama, simplemente no me enganchó tanto como los anteriores... probablemente porque yo seguía esperando algo más en la línea del Juego de Ender y también porque el final del libro es inesperado, en el sentido de que di vuelta la página y vi si es que me faltaban hojas o algo, pero nada y yo con la cara o.O, luego acudí a San Google y me enteré de que este junto a Hijos de la Mente iban a ser sólo una novela, pero debido a su largo la editorial (y consecuentemente el autor) decidieron dividirla en dos novelas (¡no dos tomos!) distintas y asumo que la cortaron donde mejor pudieron.... mis pensamientos más coherentes al respecto se limitan a repetir "ñeeeeeeeeee" e ir agregando cada vez más signos exclamativos al final.

(Que conste que esto también tiene que ver con una experiencia/expectativa pasada, ya que desde que me arrastraron a ver la última de Twilight, o sea, Amanecer II, que quedé odiando todas las cosas que se dividen artificialmente porque a alguien que no estaba en sus cabales en el momento -y al que tal vez no le importaba mucho la calidad del producto final- dijo "hagámoslo, es una excelente idea" y luego procedió a servir otro vaso de diluyente y beberlo gustoso. Insisto ¡¡¡ÑEEEEEEEEEE!!!)


First Meetings in the Enderverse - OSC
Este lo leí con precaución, ya venía decepcionada de Xenocide, así que decidí cambiar la línea de la lectura, pero no tan lejos del Universo (el Enderverso) que ya me había acogido y del que había aprendido tanto (probablemente más historia Universal de la que alguna vez manejaré de mi propio sistema solar).

Es de lo más agradable y en algunos casos hasta encantador, además logra aclarar varias... como decirlo.. "miradas significativas" entre los personajes de las historias que en el contexto del libro mismo se comprendía como un guiño a la relación profunda y de mucho tiempo que los personajes tenían, pero sin explicar mucho más allá. Bueno, acá están algunas de esas explicaciones.

El Guardián de los Sueños / Keeper of Dreams - OSC
 Lo estoy leyendo ahorita mismo, bueno, no, no ahora mismo, porque ahora mismo estoy escribiendo (turu-túm ¡tssss!). De lo que llevo nada de qué quejarse y algo que no sabía cuando compré el libro y definitivamente hubiese hecho que lo comprar antes, viene con comentarios del autor a modo de epílogo luego de cada cuento corto, lo cuál es invaluable a nivel de in-sight en el método creativo.

Lo compré hace menos de una semana y ya voy en la mita de un total de 585 páginas :) Tratando de no leerlo muy rápido para disfrutarlo a concho.



 Lecturas paralelas al año escolar 2012:


Crazy Like Us - Ethan Watters
Básicamente lo leí y mi cerebro comenzó a explotar y luego cambié de parecer e hizo implosión. No sólo hay una manera socialmente aceptable de sentirse bien, como sonreír, celebrar (fiestas, bailes de la felicidad, etc), si no que además hay una manera de sentirse mal.... y la trajo Coca-Cola, ok, no..., no Coca-Cola, pero también se pueden exportar/importar las enfermedades mentales y eso es lo que importa... 3,2,1 Implosión Colectiva.

Escrito por Ethan Watters, periodista estadounidenste, autor de distintos artículos para revistas como GQ, Esquire, Mother Jones y el New York Times Magazine.

"Al enseñarle al resto del mundo a pensar como nosotros, para bien o para mal, hemos homogeneizado la manera en cómo el mundo enloquece".
Lo que hace Watters es rastrear el comienzo de 3 enfermedades mentales en distintas partes del mundo dónde éstas antes no existían, la Anorexia en Hong Kong, Estrés Postraumático en Sri Lanka y finalmente, la Depresión en Japón. Por ejemplo, la población japonesa no sabía que sufría de Depresión hasta que las compañías farmacéuticas los bombardearon con información al respecto y de paso se llenó los bolsillos de dinero por el consumo de Paxil (paroxetina) al hacerle publicidad tanto a la droga como a la enfermedad. ¡Puro Marketing!.

Cuddle-sutra - Rob Grader
Llegué a él de casualidad, no tiene tanta lectura como imágenes, que son de lo más tiernas y apropiadas y al fin y al cabo ofrece lo que el título propone: un manual de distintas posiciones de abrazos y "acurrucos" (del verbo pronominal "acurrucarse", pero no ocupen la palabra "acurrucos", que no existe xD).


Revise algunas páginas en Google Books.


Extremely Loud & Incredibly Close - Jonathan Safran Foer
El libro funciona mejor en algunos aspectos que en la película (¡hereje!, lo sé) y en otros no. En sí mismo el libro no es malo, a pesar de que la crítica lo hizo un poco pebre y de paso lo metieron a la licuadora. A veces se aprovecha descaradamente de lo ocurrido aquél fatídico 11 de Septiembre, en USA, no en Chile -que ese también fue trágico-, para sacarle lágrimas al lector, pero al final de la novela igual uno se encuentra dándole ánimos al protagonista y contemplando con otros ojos la tragedia ajena.

Es un libro un poco raro de leer a veces, ya que no sigue la distribución convencional, pero tampoco es imposible y claro, nada como House of Leeves.

Trata sobre un niño que pierde a su padre en las Torres Gemelas y luego pasa por un largo proceso para asimilar la pérdida. Su nombre es Oskar Schell y es un personaje adorable y al mismo tiempo nada como un niño de 9 años (que fue algo que criticaron severamente los entendidos). Tiene varios problemas de comunicación y de habilidades sociales, lo que le dificulta algunos aspectos del diario vivir, a raíz de esto, su padre le preparaba expediciones en la cual estaría obligado a enfrentarse a estas dificultades y al mismo tiempo, ésta era su manera de conectar como padre e hijo. Al año de la muerte del padre, Oskar encuentra una llave en un florero dentro del armario de su padre y supone que aquella ha de haber sido la última pista que su padre había dejado, consciente o inconscientemente y en consecuencia se lanza a la aventura (calculada y bastante detallista) de encontrar la historia detrás de la llave y claro, lo que abre esa llave.

Oskar Schell fue mi héroe por más de un año y con justa razón.



House Rules - Jodi Picoult
No muy bueno, no tan malo tampoco, lo recuerdo vagamente como un "debo terminarlo, porque no me puedo quedar con este libro medio leído, a pesar de que ya veo venir el final".

Es una novela sobre un adolescente con Síndorme de Asperger que es acusado de asesinato y luego vemos la lucha entre el protagonista, la ley (porque hay un juicio de por medio) y claramente su síndrome (o condición del neurodesarrollo, como prefieran llamarla, no que vaya a durar mucho, porque en un par de meses Asperger's se convierte en Autismo de Alto Funcionamiento).



The Mind's Eye / Los ojos de la mente & An Anthropologist on Mars / Un antropólogo en Marte- Oliver Sacks

Quiero partir diciendo que ADORO a Oliver Sacks, desde que tuve que leer "El hombre que confundió a su esposa con un sombrero" para una clase de la Universidad, supe que tenía que leer otras de sus obras. Estos textos los pongo juntos porque ambos son una recopilación temática de casos clínicos de pacientes del dr. Sacks (neurólogo).

En Los Ojos de la Mente nos cuenta varias experiencias de personas que han perdido alguno de sus sentidos o éste se ha estropeado, pero aún mantiene algo de su funcionalidad y en consecuencia, más que otra cosa, les dificulta navegar por el mundo y seguir con sus actividades normales. Incluye también su propia experiencia al perder la visión estereoscópica debido a un cáncer en el ojo que le destruyó la fóvea del ojo derecho (si no mal recuerdo).

Mientras que en Un Antropólogo en Marte (que se debería estar en "femenino" pues esta frase la dijo una mujer refiriéndose a ella misma) recopila casos de estudio de personas con condiciones del neurodesarrollo como Trastorno del Especto Autista y Síndrome de Tourette. Este libro es el que contiene la experiencia de (la grande, única e irrepetible) Temple Grandin, el cual disfruté mucho y me dejó con ganas de saber más. Es de hecho ella, quién en el proceso de explicar su condición propone que se siente como una antropóloga en Marte, tratando de descifrar las costumbres y valores de esta gente que tanto se parece a ella, pero con quiénes tan poco tienen en común.


Uncle Tungsten: Memories of a Chemical Boyhood / El tío Tungsteno: recuerdos de un químico precoz - Oliver Sacks
Otro de Sacks, aunque mucho más personal y dedicado exclusivamente a su amor por la Química y una revisión histórica exhaustiva de cómo pasó todo.


¡No recuerdo cuándo, pero los leí!


The Gun Seller - Hugh Laurie

El Inimitable Jeeves - P.G. Wodehouse

El Verdugo del Amor - Irving Yalom

How to Teach Physics to Your Dog - Chad Orzel

The Indispensable Calvin & Hobbes -Bill Watterson

Dejo la foto de la portada porque cada vez que la veo me río. Me encanta Calvin & Hobbes, me siento plenamente reflejada en ambos. Tal como alguna vez mi abuelo me dijo "si quieres saber cómo fue mi infancia lee, Las Aventuras de Tom Sawyer", yo tengo que referir que si alguien desea (se atreve) saber cómo fue mi infancia, basta con que revise al menos 3 meses de las tiras cómicas de Calvin & Hobbes.

Tengo una hipótesis sobre C&H y es que no importa lo que te suceda en la vida, esta situación puede ser resuelta canalizando a  alguno de los dos.
 
 
 
 ------------

viernes, julio 20, 2012

Entrando al sistema...

El arrepentimiento del comprador viene cuando por más que miras el producto por el revés y el derecho, no te puedes acordar -aunque tu vida dependa de ello- qué le viste en primer lugar.

Atte.,
-Futura Endeudada

martes, julio 17, 2012

Negociaciones en la frazada de cama

*Listening: TV sounds*
*Mood: Bleh... with a dash of bored*


------------

Distinguidas señoritas pulgas,
con todo respeto y discreción me dirijo a ustedes con la esperanza de que podamos llegar a un acuerdo de alimentación prolongada y una delimitación de los derechos y deberes tanto de alimento (yo) como alimentados (ustedes). Por favor, ponerse en contacto a la brevedad conmigo o mis representantes para que lleguemos a una solución que vaya más allá del que ustedes me piquen día y noche y que yo me vea en la obligación de lavar dos cargas de ropa diarias.

Atte.,
Narkito.


------------

lunes, mayo 21, 2012

A propósito de violencia...

*Listening: too much*
*Mood: of not enough*


------------


Extracto de "Apoyo Psicológico con mujeres agredidas: sistematización de una experiencia" por Andrea Machucha San Martín.

Contexto: Entre los años 1992 y 1995, el equipo del Centro Psicológico de la Pontificia Universidad Católica implementó el proyecto de intervención comunitaria "Programa de prevención y apoyo a la mujer, el niño y la niña maltratados". Este texto constituye una sistematización de la experiencia.

Extracto del apartado "Cómo se encuentra la mujer cuando va a pedir ayuda"

[...] Cuatro aspectos caracterizan la condición psicológica de la mujer al momento de recibir una intervención en crisis: la confusión, la dificultad para focalizar, la dificultad para recibir e integrar información y la alteración conductual, la cual puede expresarse en paralización o hiperactividad.

Todas estas expresiones de crisis resultan muy similares a las observadas eb personas que viven eventos traumáticos como delitos violentos o catástrofes naturales. Sólo que en esos casos los síntomas tienden a ceder o desaparecer en la medida en que la amenaza también desaparece o se hace improbable de ocurrir.

a) La confusión: se expresa [...] en la dificultad para relatar hechos de manera cronológica [... ]y en la dificultad para discriminar contenidos relevantes de aquellos que no lo son, en la interferencia en poder jerarquizar la información que entrega.

b) La dificultad de focalizar: se expresa principalmente en [...] relatos extensos [...] que parten de un punto y van tomando muchos desvíos en detalles, sin llegar al fondo de lo que se desea expresar (pensamiento en rama).

c) La dificultad de recibir e integrar información: Se refiere a la pobreza de información que la mujer posee con relación a su medio circundante y también de la interferencia para incorporar y retener información nueva que se le pueda entregar en el contacto o primer apoyo.

d) La alteración conductual: adquiere [...] dos formas principales: la hiperactividad y la paralización. La hiperactividad [se ve] en aquellas mujeres que han realizado numerosas acciones de búsqueda de solución y ayuda a su padecer. [Sin embargo], al profundizar en el cómo de esas acciones, se observa la existencia de irreflexibilidad y realización errática de ellas, lo cual redunda en magros resultados. La paralización se expresa, desde la perspectiva del observador, en la ausencia de acciones que puedan conducir de alguna manera a la protección y/o solución de la situación de violencia vivida. [...] Significa estar frente a una mujer que no ha realizado lo que para quien está fuera de la situación parecer mínimo y obvio para la [auto] protección [y la de los suyos, por ejemplo, los hijos/as].

[Fin del extracto].

Y usted, estimado lector, ¿conoce a alguien que se presente de esta manera ante el mundo?

Link: Artículo completo "Apoyo Psicológico con Mujeres Agredidas: Sistematización de una Experiencia"

------------

lunes, mayo 14, 2012

Protocolo de emergencia n°456.

*Listening: Mike & Molly* 
*Mood: Tired/Scared*

------------

Sobre Cuarentena y Aislamiento de Objetos Contaminados con Partículas de Mediana Intensidad.

Llegar a la casa, prender el calefón, cuidado de no tocar nada, subir al segundo piso, dejar la mochila en el lavamanos, remover ropa y dejarla en un rincón. Ducha rápida, lavado doble de pelo para asegurar que todas las partículas salgan. Salir de la ducha, secado. Una vez el pelo haya dejado de gotear, ocupar las toallas para envolver la ropa. Buscar ropa limpia en la pieza, usarla. Ya con ropa fresca, volver al baño, vaciar la mochila con cuidado de tocar el exterior de la mochila de manera excesiva, dejar los objetos en el pasillo (sobre una silla, no en el piso), una vez vaciada la mochila, revisar por última vez por posibles objetos olvidados, luego, cerrar mochila, ponerla dentro de la tina y lavar con agua fría. Dejar escurrir colgada de la ventana del baño. Lavar manos y antebrazos. Volver a la pieza, sacar otra mochila, poner todos los objetos dentro de acuerdo al orden preestablecido (refiérase al protocolo n°210), dejar mochila en lugar preestablecido (protocolo n°211). Volver al baño, tomar ropa y toallas, bajar a la cocina, apagar el calefón, dejar ropa sucia en lavadora, volver al baño del segundo piso, limpiar lugares contaminados, lavar manos, antebrazos, cara y cuello, pasar paño húmedo por ropa puesta, desechar paño o bien dejarlo dentro de la lavadora, dependiendo del caso, volver a lavar manos.

Ok, ahora sí. “Llegueeeeeeeeeeeeeeeeeé”.


------------

domingo, abril 08, 2012

Lo intransformable del recuerdo

*Listening: crickets*
*Mood: Profoundly sad*


------------

Leyendo unos escritos de una mujer sobre su lucha con un trastorno alimentario, sobre su historia con éste a través del tiempo desde hace más de 12 años, miré para atrás y volví a sentir -de golpe y porrazo-, la profunda soledad de mis años formativos. Me cuesta pensar mucho rato en ello. Tratar de hacer sentido de lo que simplemente carece de explicación lógica, de explicación suficiente. La rabia de saberte coherente y ver como otros te atribuyen estados y pensamientos. De saber qué quieres, pero carecer de las palabras para explicarlo. De que te confundan por algo que no eres. De que te griten sin razón aparente. De que te humillen porque la costumbre lo dicta así. De que te miren en menos por tu género. De que la gente se sorprenda de que después de todo -de todas las explicaciones, de todos los discursos, de los conocimientos y los logros académicos-, sigues siendo un niño y aún así, se niegue a tratarte como tal.

Justo, y apropósito de eventos y coincidencias que van formando la experiencia, una persona que en su momento fue muy querida para mí me dijo hacer un par de días "y ya después de muchos años tú contaste lo que te había pasado, tus cuitas de ese tiempo... pero uno después se olvida y se queda con lo bueno *suspira*, no tenemos otra opción más que quedarnos con lo bueno".
------------