martes, abril 19, 2011

No-table

*Listening: Mind-buzzing*
*Mood:Tired*


------------

Sabemos lo que es salir de la cama una fría mañana de invierno en una habitación sin el fuego del hogar, y cómo el mismo principio vital que llevamos dentro protesta contra esa tortura. Probablemente, así todos nos hemos quedado más de una vez en la cama durante una hora más, incapaces de hacer acopio de fuerzas para tomar una resolución. Pensamos en lo tarde que llegaremos, en cómo se resentirán las obligaciones del día; decimos: «Tengo que levantarme, esto es vergonzoso», etc.; peo aún así el cálido colchón es tan acogedor, el frío tan cruel y nuestra capacidad resolutiva se debilita y va posponiéndose una y otra vez, justo cuando parecía a punto de vencer las resistencia y pasar a un acto decisivo. Entonces, ¿cómo llegamos a levantarnos en tales circunstancias?

James, 1892, p. 424. Citado de La Ciencia de la Personalidad, Pervin, 1998.

Una de esas cosas de las que no me hubiese enterado de no haber leído los textos de Psicología de la Personalidad.

No sé, me llamó la atención.

:)

------------

2 comentarios:

Dere dijo...

me gusto :)

Narkito dijo...

Jajjaja a mí también, describió tan bien lo que me pasa en los fríos días de invierno =P