viernes, junio 05, 2009

Algo de que hablar

*Listening: Johnette Napolitano - Suicide Note*
*Mood: Tired, but it's all good*

------------


A veces me dan ganas de levantar el teléfono y marcar el primer número que se me venga a la mente, esperar a que me contesten y entablar una conversación.

Me dan ganas de hablar con esta persona, de preguntarle por su vida, de preguntarle por lo que hace y por lo ya no hace, por lo que quiere hacer. Me dan ganas de hablar por horas de nada, de pretender que yo le conozco desde hace mucho tiempo, de decirle que tal vez estuvimos juntos en el jardín infantil, que vivíamos a unas cuadras hace unos años atrás. Me dan ganas de complementar su vida con mi ficción. Me dan ganas de darle una historia increíble para contar.
------------

3 comentarios:

curefan dijo...

hmmm....eso es interesante....mas aun
cuando nosotros somos extraños a nosotros mismos y todos los dias conocemos algo de nosotros....seria muy interesante experimentarlo y ver el resultado....lo digo de nuevo es interesante....

Emyn dijo...

Me gusta !! .. me encanto!!
sabes.. a veces siento eso tambien.. como ir en el metro y conversar con las personas que van al lado mio.... un par de veces lo he hecho.. y es genial la sensacion que te deja despues...

besos
nos vemos mañana.

Narcoleptic_ll dijo...

CureFan y Emyn:

La verdad es que una vez intenté esto de marcar numeros al azary hablar por hablar, seguir la corriente hasta dónde quiera que nos llevase la conversación y sí, resulta interesenta y al mismo tiempo da un poquito de "cosa" darse cuenta de que muchas personas están dispuestas a hablar y a abrirse con el primer pelagato que tiene la disposición de escuchar. Tiene que haber sido a finales del año 1999 cuando hicimos esto con una amiga. Íbamos marcando números sistemáticamente preguntando por Elizabeth, y nos encontramos con que a veces estaba, a veces no estaba y otras veces "Elizabeth" nos hablaba por largo rato antes de darse cuenta de que no nos conocía realmente.

Hoy en día, con la costumbre de andar enchufados al MP3-player al iPod y otras tonteras más todo el día, se dificulta un poco el diálogo, pero si lo intentan, más de alguna vez se van a encontrar con alguien interesante en la micro, en el tren, en el colectivo... en fin, hasta en el supermercado nos podemos encontrar con una joyita.

Cariños a los dos y gracias por darse el tiempo de comentar.