jueves, abril 03, 2008

Concurso "Escritos en servilletas de papel"

*Listening: Jamie Cullum - Twentysomething*
*Mood: Sleeeeeepy*


------------


Lothar Daisuke, este amigo mío que vive de fantasías policiales y terroristas, me la ganó con el post, pero se los voy a contar de todas maneras, ¡cómo no!. Resulta que ayer en la tarde me enteré de un concurso simpático y geográficamente cercano. En la página CRITICA.CL, en la sección de concursos, dice: Considerando la extendida costumbre de escribir espontáneamente en servilletas de papel , se convoca al Primer Concurso Literario “Escritos en Servilletas de Papel”- 2008.

La convocatoria cierra el sábado 5 de abril, los trabajos que recibiran estímulos estarán decididos para el 10 y el 23 de abril es la ceremonia de premiación en Algarrobo. Son 10 premios destacados y de esos 10 saldrán los tres finalistas que recibirán una estadía en Algarrobo por tres días y un set de libros.

Así que ni tonta ni perezosa le pasé el dato a mi colega y acá estamos. Mi trabajo ya está enviado y el de él está en el proceso de ser fichado, timbrado y maltratado por Correos de Chile.

Y, sin más preámbulos, imitando a mi colega, les dejo mi humilde escrito de apenas 223 palabras.

~~~~~~~~~~~


Porque te quiero a ti



Te miro a través de las flores falsas y te ves hermosa. ¿Puedo besarte, debería besarte?.

No, no es un sentimiento correcto, es una idea inoportuna; simplemente no somos los amantes apropiados. Me arrepiento, me vuelvo a sentar y te pongo atención. Te vuelvo a mirar desde la fría distancia emocional que se me hace necesaria para conservar la compostura.

Mi sobrino, tu hijo, imita mi odiosa costumbre de jugar con lo que haya en la mesa y pronto termina todo en el suelo. Cenizas y colillas por doquier, ambos -tú y yo- nos agachamos a arreglar el desastre y te vuelvo a mirar. El guardia nos observa y nos hace una seña. El tiempo se acaba y tú ya te vas, me haces cariño en la cabeza y con lágrimas en los ojos agarras a tu hijito y desapareces por la puerta.

Espero al enfermero para volver a mi habitación y planeo lo que voy a escribir más tarde (aún cuando nunca lo hago).


"¿Todo bien?", me pregunta. Me limito a asentir con la cabeza y a reflexionar. Tal vez la próxima semana te bese, tal vez la próxima visita sea mejor.

"Tengo sed"

"Tú siempre tienes sed", me dice y pronto nos perdemos en el laberinto de pasillos que es este lugar. Sí, definitivamente te voy a besar la próxima vez.
------------

No hay comentarios.: