jueves, agosto 10, 2006

Un petit résumé

*Listening: Alexander OST [Vangelis] *
*Mood: Tired & dissapointed *


------------


Tenía que hacer doble posting, no quería mezclar la vida diaria con tamaña decepción marciana.

Han pasado millones de cosas en los últimos días. El papá de una amiga falleció, tuvo un par cardiorespiratorio con derrame cerebral, quedó en coma y luego falleció. Fue todo muy repentino, entre el ataque, la hospitalización y finalmente la muerte, sumaron menos de 48 hrs, deja atrás dos hijos y esposa. El mismo día fuimos a ver a nuestra amiga a la casa de sus abuelos, donde se estaba quedando, y conversamos como hasta las 2 de la mañana, el papá de ella falleció a las 5 AM del Viernes pasado, el mismo Viernes la fui a acompañar un rato al Velorio y más tarde fueron los chiquillos, el sábado el funeral, yo sólo fui a la misa. El resto del sábado y el domingo transcurrieron lenta y aburridamente.

El lunes tuve hora al psicólogo y salí de ahí más o menos tarde, pero antes de llegar, en el tren, me reí a expensas de un chico que se asustó y prácticamente pasó por encima del caballero sentado a su lado murmurando algo así como "Es que yo pensé que...", faltaba como un minuto para llegar a la estación de "El salto" y el chico se veía bastante desorientado, llegando a la estación se sentó y quedó en blanco hasta que se bajó de la estación Miramar, donde también me bajé yo. Ese viaje en particular fue especialmente extrañom ya que incluía casi 6 sillas de ruedas en un sólo vagón, un perro, un carrito con verduras, un tren en pana y otro que nos estaba empujando, pero que nos chocaba constantemente y este chico asustadizo, quien, por cierto, más tarde me reveló que había pensado que los frenos se habían cortado y todos íbamos a morir dolorosamente en un volcamiento o algo así, ok, lo del volcamiento es de mi cosecha, pero vamos, que el chico tiene que haberlo pensado en algún momento. Resulta que este muchacho, cuyo nombre no revelaré, iba a la consulta de mi doctor y al verlo entrar a la oficina no pude evitar reírme y decirle algo así como "hey, te vi en el tren, ¿qué te pasó que aleteabas como gallina?". Sí, a veces ni yo misma me aguanto.

El martes tuve hora con una nueva psiquiatra, en viña, a las 10:30 AM, morí, morí y morí. El día para empezar estaba abochornado y me pudren los días así, porqueno sabes si abrigarte o salir en polera y si llevas lentes de sol todos te miran raro (o con envidia), pero si no los llevas los ojos pasan la cuenta y con creces. Entonces, a las 10:30 en punto llegué al edificio "Coraceros", un poco mareada con el viaje en micro, que ya me había desacostumbrado y de ahí tuve una "sana" conversación de una hora y media o más. A las 11:42 salí de su oficina, muerta de calor y con la piel media ardiente, tenía puesta la calefacción y el sol entraba por la ventana; era una cita con la muerte, mi muerte. Me dio Sertralina y algo más que no recuerdo... espero no hayan sido pastillas para la memoria. Saliendo de allí, más o menos en 8 norte, me topé con Jaime Sepúlveda, un ex compañero de colegio que se fue a la USACH, sí, en Santiasco y bueno, como corresponde, nos quedamos conversando un buen rato, como una hora, en que lo acompañé a sacar un bono para el hermano que estaba en el doctor, después de eso, hogar dulce hogar y una bien merecida merienda. En la tarde, saliendo de la estación de Viña del Mar, me encontré con Kaji y nos quedamos conversando, llegué una hora atrasada a la clase de francés y aun así no logré llegar cuando ya hubieran terminado de revisar las tareas. Me alegré de ver a Kaji, hace como un mes que no sabía nada de él y aprovechamos de cotillear un kilo!

Ayer miércoles, bajé al centro como a las 15:30 para juntarme con mi amiga que ya se devolvía a Santiago a terminar su duelo allá, donde los quehaceres y el estudio la esperaban ansiosos, el único "pero" de esta cuestión, es que ella nunca llegó, pues se había ido antes y no se pudo comunicar conmigo, de pura "tincada" llamé a la casa de sus abuelos y me dieron la noticia, no me preocupé mucho y me senté a leer en una de las bancas de la plaza de la municipalidad, no llevaba ni tres páginas cuando dos señoras bien entradas en edad se me acercaron y me empezaron a hablar del sufrimiento en la tierra: ¿te gustaría que el sufrimiento desapareciera de tu vida?; era una pregunta tan profunda y personal que casi me sentí la elegida por Dios y sí, digo Dios con mayúscula, luego me llenaron de folletos y cartitas, me invitaron a estudios de biblia y otras actividades que no recuerdo. Una vez se hubieron ido, abrí uno de los folletos en la página 20 y comencé a leer, les cito la parte que más me llamó la atención de las 6 o 7 lineas que leí.

Prácticas que Dios odia

¿Qué tipos de conducta sexual son impropios?
Las relaciones sexualel prematriomoniales, el adulterio, la bestialidad, el incesto y la homosexualidad son pecados graves contra Dios (Levítico 18:6; Romanos 1:26,27: 1 Corinyios 6:9,10)


Les juro que no quiero burlarme, simplemente quiero comprender, pues verán, no entiendo que es lo que tiene la homosexualidad que es tan mala y pecaminosa.

Cerré el folleto y volví a mi lectura de "Girl,interrupted", al rato vi por el rabillo del ojo que un rubio de ojos azules se acercaba y no podía recordar de donde lo conocía así que hice lo único que tenía sentido: lo seguí. Averigué donde vivía y me grabé en la memoria las personas con las que habló en el camino. Después de "escortarlo" hasta su hogar seguí caminando hacia el mall para disimular, cuando llegué al tienda de chocolates "Sausalito" me golpeó el recuerdo, a ese mismo chico lo había visto el día anterior en el Metro, se subió en la estación El Salto y se bajó en Quilpué, me llamó la atención que estuviera tan abrigado pues hacía calor y el anillo que llevaba en la mano derecha. Lo malo fue que durante el resto del día me lo seguí topando por Quilpué, así que los más probable es que piense que lo estoy acosando o algo así, pero bué, mientras no lleguen las patrullas a mi domicilio no me voy a hacer mala sangre.

A las 17:30 recién me pude juntar con mi primo postizo: Felipe y conversamos de todo un poco hasta las 22:00 hrs en el mall, un poco más y hubieramos logrado que nos echaran. Fuimos a ver ropa a Falabella y unos zapatos de terno que son ultra necesarios para la audición de Felipe con el Tribunal de Mérito. Ojalá que le vaya bien.

Fue un buen día y encontré un cinturón perfecto para mi, sólo tengo que pedirle el dinero a mi madre para que me lo compre y además Felipe hizo que me probara una camisa talla S de hombre y milagrosamente me quedó bien. Quien sabe, tal vez pueda persuadir a mi madre y también me la compre.

Ahora si me disculpan, me tengo que ir a clases de Francés y terminar de leer un libro antes. Nos vemos por ahí y muchas gracias por leer, noté que fue un post especialmente largo =)

------------

No hay comentarios.: