viernes, julio 07, 2006

Semana épica

*Listening: Placebo - Evalia *
*Mood: Librarian kind of mood *


------------


Esta semana partió cuando el domingo por la noche vi la película Alexander 2 veces, todo sucedió porque cambiaron los horarios de HBO y me perdí la primera parte así que me rapté el DVD y vi la peli en mi pieza y como me gustó tanto, la vi una segunda vez apenas terminó. En la semana la he visto 3 veces y en unos minutos más iré a verla por una cuarta y si alcanzo por una quinta.

Antes de ayer y ayer me empeciné en averiguar sober Alejandro Magno y leí todo lo que nunca quise leer para la escuela, he esforzado tanto la vista que desperté con los ojos rojos y medio hinchados, mis lentes se han enchuecado aún más por la mala costumbre que tengo de quedarme dormida con ellos mientras leo o veo TV y acá estoy toda una "letrada" al respecto. En la mañana cuando desperté vi Troya, debo admitir que no me gustó tanto como Alexander, pero sirvió a mis propósitos épicos de la semana. He leído todo lo que he encontrado sobre Aquiles también, aunque no ha sido tanta la dedicación como lo fue con Alejandro Magno.

Leí las críticas de cine de ambas películas, que se me mezclan con las biografías y las batallas, pasé por algunos foros y seguí recopilando cuanta información mi memoria fuese capaz de almacenar. Algo que me ha llamado profundamente la atención es la resistencia de la algunas personas a siquiera imaginar por dos segundos que Alejandro Magno haya tenido un amante, y digo "un" apropósito, pues su nombre era Hefestión, objetivamente hablando no hay pruebas consistentes de que ellos fueran amantes, pero sí muchas circunstanciales, que dan para pensarlo un poco, aunque a muchos se les eriza la piel de puro pensarlo, es más, según esta página "un grupo de abogados griegos homofóbicos está amenazando con demandar a Warner Bros. y al director por implicar que Alejandro Magno era bisexual. Los abogados[...], han enviado una carta al estudio demandando que incluyan una referencia en el título de los créditos diciendo que esta película es una historia de ficción". (01/12/2004, la nota estaba originalmente en inglés).

En lo que a mi respecta, me da lo mismo si Alejandro Magno gustaba gustaba de jovencitos y miraba en menos a sus esposas, lo cual, por cierto, no era extraño en su cultura. Para empezar es un anacronismo llamarle homosexual, heterosexual o bisexual, ya que en ese tiempo estos términos no existían, para comprobarlo vaya al diccionario griego de más antigua procedencia y busque una palabra que se traduzca directamente del castellano al griego como "homosexual", no existe, así de simple, porque el término no fue acuñado hasta el siglo XX. Ahora que todo este enjambre de conceptos que no vienen al tiempo ha sido dejado de lado, prosigamos.

La película abre pomposamente refiriéndose a una cita de Diógenes de Sínope: "Si quieres ser hermoso y bueno (kalos kagathos), arroja ese trapo que tienes sobre tu cabeza y ven con nosotros. Pero no serás capaz de hacerlo ya que estás dominado por los muslos de Hefestión" (Carta 24). He recorrido la red tanto como mis cansados ojos me lo han permitido y no he podido dar con una fuente más directa de esa cita, lo que sí se es que no queda nada "original" de Diógenes de Sínope y lo que se sabe de él, se sabe a través de su tocayo Diógenes Laercio, quien escribió sobre él en el primer o segundo siglo de nuestra era, por ende, si Alejandro estaba realmente dominado por los muslos de Hefestión o no, no lo sabremos hasta tener nueva información, fresca de las tumbas de Asia o Europa. Algo que sí está claro, es que se apreciaban mucho, emocionalmente hablando, es más él mismo (Alejandro) le llamaba philalexandros (amigo de Alejandro).

Se dice que usualmente Alejandro se comparaba a sí mismo con Aquiles y al pasar por las ruinas de Troya ofreció sus respetos en la tumba del gran héroe y a su vez, Hefestión rindió los suyos en la de Patroclo, quien sería el amante de Aquiles muerto a manos de Héctor en la guerra de Troya. Y aquí he de irme por la tangente, aunque muy brevemente, es necesario. Hoy vi Troya y he quedado boquiabierta al ver que Patroclo en ésta era el primo, ¿el primo?, ahora entro en arenas movedizas, pues sobre esto no he investigado tanto, pero yo tenía entendido que Patroclo y Aquiles eran amantes, que Patroclo en su niñez había, sin querer, asesinado a otro chico y su padre lo envió con Peleo, padre de Aquiles, para que lo protejiera y a su vez fueron ambos enviados a Quilón, rey de los centauros para que los criase. De ahí que se conocieron, de primos nada. Y aun cuando toda esta información es una tangente al asunto de Alejandro y Hefestión, me causa extrañeza que ciertos detallitos se expriman de la película, siendo que nos jactamos de vivir en una era pro-tolerancia y de mente muy abierta.

Sigo con los macedonios. El problema con esta identificación de Hefestión con Patroclo yace en que no hay datos sólidos que clarifiquen si la idea nació años más tarde, mucho después de la muerte de Alejandro y Hefestión, o es, por el contrario, contemporánea a ellos. Una vez más todo el asusnto queda en manos de lo "desconocido".

Cuenta la historia que después de derrotar a Darío III, la madre y la hija de aquel rey se presentaron ante Alejando y Hefestión para rogar por las vidas de su familia, ya que como era muy común en la época, las mujeres pasaban a ser trofeos de guerra y eran violadas y/o vendidas como esclavas, entonces la reina madre hizo una reverencia ante Hefestión, pensando que como él era el más apuesto, alto e impresionante debía ser el rey, de acuerdo a la manera de pensar de los Persas, uno de sus eunucos le hizo señas para demostrar que él no era el rey y cuando la reina madre trató de hacer una nueva reverencia Alejandro la detuvo y dijo "no te preocupes, madre, porque él también es Alejandro". Como anécdota es muy simpática, pero como hecho histórico, demuestra que entre Hefestión y Alejandro las relaciones eran muy buenas, pues no sucede todo el tiempo que el mismo Rey diga que que uno de sus súbditos puede ser él mismo. Hay que recordar que la antigua Grecia era sobre poder y posición.

Por las cartas de Aristóteles podemos deducir que Hefestión fue educado desde la infancia con Alejandro y que probablemente hayan nacido en el mismo año, aunque hay otras fuentes que especulan que Hefestión era mayor a Alejandro por un año. Hefestión era excelente en logística, no tanto como en la batalla, pero no se puede tenerlas todas ¿verdad?

Alejandro tuvo tres esposas, Roxana, Estateira (también llamada Barsine) y Parystatis, lo que no significa que no se puedan trazar lineas amorosas con hombres también, puesto que en esa época era de lo más común, aquí es donde recae, por ejemplo, Bagoas, uno de los eununcos de la princesa persa, que más adelante fuese instalado por Alejandro en una villa a las afueras de Babilonia y éste mandara a los demás para que le rindieran homenaje. A Orsines, un fiel sártrapa, no le pareció la idea y reclamó que él había venido a "honrar los amigos de Alejandro, no sus putas". Fuerte lo de ellos. En la película todo la relación entre Bagoas y Alejandro fue censurada por el estudio, a Oliver Stone y a los críticos los dejaron con las sobras (sus palabras, no las mías).

Hefestión murió en el Otoño del 324 AC de fiebre y Alejandro enloqueció, se afeitó la cabeza y mandó a afeitar las crines de los caballos también, canceló todos los festejos y, cuenta la leyenda, crucificó a Glaucias, el médico que lo había atendido. Yo creo que estas acciones son muy normales para una persona que está sufriendo la pérdida de un ser querido y que, definitivamente, cobra más sentido si lo pensamos desde el punto de vista de "amantes"; sin embargo sigue siendo evidencia circunstancial.

En conclusión, si bien no hay pruebas de que Hefestión y Alejandro hayan sido amantes, está más que claro que la relación que compartían era muy intensa, que por cierto, no es extraño si pensamos que estuvieron juntos cerca de 19 años, que es mucho más de lo que duran la mayoría de los matrimonios hoy en día. Sería poco objetivo decir que efectivamente "sí, fueron amantes", pero ilógico negar que su relación emocional era grande, valga recordar que Alejandro mismo le llamaba "philalexandros".

En la antigua grecia era común que hombres mayores tomaran bajo su protección a chicos más jovenes y se enredaran sexualmente con ellos, no había nada extraño en esto, ya que la posición y el poder era lo más importante, por lo tanto, que el hombre mayor (y de más alto rango) hubiese tomado el rol pasivo de la relación, hubiese sido algo malo, pues se estaba poniendo en la posición de una mujer, pero de otra manera la relación era simplemente irrelevante, pues era deber de los griegos mayores y más experimentados, contribuir con la educación del futuro de Grecia; y a final de cuentas, qué importa con quien se encamó Alejandro Magno y con quien no, pues sigue siendo el Alejandro más grande de todos los que han existido y sus aventuras, las más fantásticas y riesgosas de sus tiempos.

+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +


Resultó ser un post épico también. XD

Bibliografía:

*Biografía de Hefestión, Wikipedia
*Biografía Alejandro Magno, Androphile
*Ensayo de Jeanne Zimmerman
*Biografía de Hefestión, por Jeanne Zimmerman
*Biofrafía de Alejandro Magno, Wikipedia
*Diógenes de Sínope, Wikipedia
*Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres por Diógenes Laercio, Cervantes Virtual


EDITED: Le pusé links a las bibliografías =)
------------

No hay comentarios.: