miércoles, enero 04, 2006

... and a happy new year

*Listening: Tiefschwarz - Schmetterlingsfluegel Ft Malte*
*Mood: Tired, nervous breakdown like *


------------


A ver, este es el primer año que escribo sobre año nuevo sin que sea el 1 de Enero y más encima voy a ecribir lo mismo de siempre -hay que ser descarado ¿no?-, pero así es esto, me gusta y me gusta mucho, así que aquí vamos.

Se los juro, en enormes titulares rojos, todos los diarios; "Valparaíso bajo ataque", todo un Pearl Harbor, pero no son japoneses, son chinos. Es curioso como la gran mayoría pensamos esto, pero todos lo asociamos a distintos ataques, a distintas épocas de las tantas guerras con las que la humanidad carga. Otros se imaginan batallas nuevas, hablan de sacarle la "cresta" -y que conste que no es mi pensamiento- a los peruanos y bolivianos por todo el asunto del mar. Yo, en cambio, escucho los tronadores que explotan en el horizonte, adelante y a la derecha. El suelo se estremece bajo mis pies y de pronto ¡PAF!, el "Imperio del sol" cuando Jamie ve que están atacando una ciudad cercana, humo, luces, el amarillo pegajoso; la emoción que empieza despacito en el esternón, luego el pecho se va inflando como un pez globo y comienza la casi desesperación de saltar y gritar. The cadillac from the sky. Pero no hay aviones, no hay P-51, no es un bombardeo.

Puedo permitirme creer, una vez al año, en el umbral más portentoso de todos, que la bahía está siendo atacada. Observo desde la azotea de un tercer piso como el cielo se enciende y todo huele a aceite quemado y pólvora, es tan real que casi puedes saborearlo; me encanta. De cielos lejanos se acercan P-51s que dejan caer sin piedad su cargamento explosivo en los suelos de mi país, en esta ciudad que tantos adoran. El cielo se enciende y las alarmas de los autos dan rienda suelta a su llanto desgarrador, los perros ladran horrorizados y la gente grita. Como empezó acaba; en calma, los buques avisan que el peligro ha pasado, la bahía se apaga y cae en un profundo sueño. Lo único que queda es el intenso palpitar de mi corazón.

Vale la pena darse una vuelta anual al sol por esto.



2004
2005

------------

No hay comentarios.: