martes, septiembre 21, 2004

Did I say I was sorry?

*Listening: Paranoid Android -Radiohead*
*Mood: Sort of Weird*


------------


Desde el Domingo apróximadamente, me he sentido bastante mal. Ese día en la noche me quedé conversando con Manu, hasta que me tuve que ir, el Papá de él me fue a dejar y en el camino me tuve que aguantar el llanto para que el papá de Manu no se diera cuenta, sin embargo igual llegué a mi casa con los ojos muy llorosos y muy rojos. Además de poco ha de haber servido, porque cuando me estaba yendo y me tenía que pasar a despedir de la Mamá de Manu, hubiera sido una falta de respeto enorme pasar a menos de metro y medio de ella y ni siquiera lanzar al aire un simple "adiós". Cuando entré a la cocina de inmediato me quedó mirando con ojos inquisidores, así que me apresuré y me despedí rápidamente, supongo que no fue tan rápido. En la noche me dediqué a dar rienda suelta al huracán de mi garganta, los sollozos ahogados en la almohada y las lágrimas secas sobre mis sábanas son los únicos vestigios tangibles de lo ocurrido. Lunes por la mañan con gran pesar me levanté, me atrasé todo lo que pude para ver si el Bus me dejaba botada, pero no fue suficiente, hoy casi lo logro. En la tarde de aquel día lunes me tocaba Educación Física y Artes Visuales, ni me asomé por el colegio, en cambio me quedé en casita, sintiéndome mal y tragando congoja, todo gratis. Más tarde vino Manu, que corrió contra reloj para llegar lo antes posible, tenía que estar de vuelta a las 19:00 hrs., corrimos, dimos vueltas... el partió a Villa Alemana, yo a Viña del Mar. La misma dirección, disintos sentidos ¿O me equivoco? . El martes, o sea hoy, lo siento, estoy tan perdida con los días. No fue muy bonito que digamos, partió conmigo muy atrasada y hasta cierto punto preocupada por la salud de mi madre que por la mañana se tenía que tomar unas muestras de sangre. Está media enferma y no sabemos de qué. Además todos dicen que está delgadísima. TT__TT Ojalá que no sea nada grave. Por otra parte mi niño también se tenía que hacer unos exámenes ayer. Tan todos enfermos, me incluyo. Pero lo mio no es grave, según yo. El día de clases fue esqueroso, me entretuve como siempre molestando a Gatito, quien confesó una vez más el temor que le producía. Aún no entiendo del todo porqué me tiene miedo, pero si es así, es así, no lo pongo en duda por un segundo. Aaaah!! Algo que olvidaba. En la mañana me bajé del bus, di unos pasos muy "arremolonados", hubieron un par de bocinazos, un "oye floja", (no me enteré de esto hasta la tarde), que yo no entendí, pero si reconocí un timbre de voz que a estas alturas lo escucharía aunque estuviera físicamente sorda. Me di vuelta, todavía media dormida por el viaje y vi a Manu asomado por la ventana de un "Kia Carens" plateado, me saludó muy efusivamente y yo hice mi típico signo de la "v" de victoria (Churchill) y seguí mi camino, como tres metros más allá vine a reaccionar de quien era.. así que me di media vuelta y caminé lo más rápido que pude para reencontrarme con el chico ese de ojitos "clamp". Me incliné por la ventana del auto, saludé, un intercambio fugaz de palabras y al colegio. La parte curiosa es que mi ropa, mi cara, mis manos.. etc. quedaron impregnadas con el olor de Manu, hasta mi bufanda. ^______^ Cosas curiosas que terminan por aportar alegría al momento.

Ojalá todo hubiera sido alegría. En la tarde me sentía horriblemente mal, en la casa de Arima me comporté muy caprichosa al principio. Más encima me dolía mi cabeza a rabiar, tenía ganas de vomitar el cerebro, a ver si así se me pasaba el dolor. Conforme avanzaba la tarde mi humor se ennegrecía y terminé diciéndo puras estupideces, arruinando buenos momentos, en su momento no me importaba en lo más mínimo, pero poco a poco el sentimiendo de culpa fue asentándose en mi persona y ahora estoy frente a un computador tratando de no ahogarme en mi propia angustia.

Dentro de mi persona el sentimiento de culpa es muy común. Es increíble por no decir irracional la cantidad de cosas que desfilan por mi mente a cada segundo. Y lo que es aún peor es que la gran mayoría de ellas son para "peor", me hacen sentir mal, me deprimen y hacen que me sumerga en una densa angustia; al punto en que si alguien que tenga cierta afinidad conmigo me mira, puede notar inmediatamente esa aura de tristeza que me rodea.

Quisiera decir que no tengo palabras suficientes para disculparme por lo sucedido y todo lo demás, pero la verdad es que no puedo evitar sentirme culpable aún cuando ya he pedido disculpas y he sido perdonada hasta el cansancio. Es una carga de todos los días. Es con lo que tengo que vivir. Es parte de mi existencia.

Ya mañana será otro día, trato de conformarme con eso, no me la creo, pero le hago empeño. De todo corazón creo que mañana será un día regular o malo, como siempre, o sea, se va a mantener dentro de los estándares. Lo más probable es que no vaya al colegio o termine por retirarme antes, trataré de que sea la primera. No tengo ganas de dormir y no voy a dormir, me da lo mismo que me esté cayendo sobre el teclado. Por ende desde las 7 AM de mañana comenzaré a dormir. Y de ahí veremos. Una pena y un sentimiento de culpa más, porque al faltar dejo esperando a varias personas, pero ya veremos que se puede hacer con eso.

Me voy, me odio tanto en este momento que mientras más escribo menos veo y más me duele la cabeza. El odio me sale por los poros. Mata ne!



------------

No hay comentarios.: