jueves, julio 15, 2004

o.O

*Listening: Aerosmith - Armagedon *
*Mood: let's kill someone.. and it better be me *

------------


No tengo muchas ganas de escribir, sólo tengo ganas de dormir, estoy más "bajoneada" que otra cosa, sin embargo no me queda otra opción que tragármelo, es decir, si empiezo a hablar de mis problemas y depresiones, por ende, a exteriorizar mis miedos y demases... ¿Cómo demonios voy a desarrollar cáncer y morir joven completamente corroída por una enfermedad sin nombre ni cura?... Si lo sé, de vez en cuando me pongo más dramática que una tragedia griega y por mucho que lo he intentado un tigre no puede cambiar sus rayas, es decir, no puedo dejar de hablar y escribir fatalidades, pero eso está bien, ya que si por alguna razón u otra mi carrera no resulta de la manera que quiero, o qué se yo, siempre puedo intentar dármelas de escritora ¿no? aunque claro primero debería demostrar que tengo "pasta" de escritora, he ahí la parte difícil. Si tan sólo tuviera un don natural para el suspenso, el drama, historias dulzonas o algo que venda... pero por amor a dios(????)¿Qué estoy diciendo? ¿Qué clase de escritora sería si escribiera sólo para ser leída, sólo para vender, es más, tiendo a odiar a la mayoría de los escritores que escriben por la mera motivación de ganar algo, si alguna vez escribiera, profesionalmente hablando, porque si de escribir se trata, escribo todos los días y a cada rato, pues entonces escribiría para mi misma, contaría las historias que me hubiese gustado leer o escuchar y si eso es lo que vende (en cantidades poco medibles por ser tan grandes), bien, y si no, bien también, al menos siempre tendré esos escritos para mostrárselos al resto de mi estirpe o primatura o lo que sea.

¿Ven lo que yo veo? Eso es nuevo, estoy sacando el lado "bueno" de algo no tan bueno, de a poquitito me estoy volviendo normal y lo que es peor optimista... no es que sea muy agradable (para el resto), esto de ser cascarrabias, pero es lo que soy y de pronto está cambiando, me pregunto si tendrá algo que ver con el calentamiento global... demonios, sabía que debería haber formado una oligarquía conmigo misma, aunque claro probablemente no sería una oligarquía.

Hace no mucho tiempo (creo, mi noción del tiempo es vaga por no decir inexistente), estaba leyendo las primeras páginas de un libro llamado "Generación Prozac", la verdad me llamó mucho la atención, son esos los momento en donde desearía tener dinero para comprar libros y no me vengan con eso de que debería ahorrar si eso es lo que quiero, apenas puedo ahorrar lo suficiente para comprar chicle. Ni digo que sea una actividad imposible, pero si infinitamente limitada a los altos y bajos de la bolsa hogareña (entiéndase lo que se desee), pero eso no es lo importante, lo importante es que la pequeña protagonista del libro, unas de las pertenecientes a la llamada generación del PROZAC (antidepresivo para quienes no saben, a base de fluoxetina), pudo identificar, sin más ni menos el momento exacto en que su vida comenzó a declinar, identificó el principio del ocaso de su existencia. Maravilloso. Nada más, maravilloso, hasta de palabras me quedo corta y que conste que eso no pasa con mucha frecuencia. En cambio yo, lo único que puedo decir es que sufro de depresión cuatro veces al año y sólo dura tres meses cada vez...

---] Fin de la transmisión [---

------------

No hay comentarios.: